Guatemala, 22 feb (EFE).- El embajador de España en Guatemala, Alfonso Portabales, hizo entrega este viernes del premio Bartolomé de Las Casas 2018 a la líder maya k'iche' Alma Gilda López Mejía, quien ha sido galardonada por su extraordinaria labor en la defensa y empoderamiento de las mujeres indígenas en el país.

El diplomático destacó la lucha de López Mejía, miembro de la junta directiva de la Asociación Mujer Tejedora de Desarrollo y de la Coordinadora de la Defensora de la Mujer Indígena, y aseguró que toda su vida se ha esforzado en la labor de concordia y diálogo, tendiendo "puentes siempre".

"Es una mujer de carácter, empoderada, muy reconocida por su pueblo, con una larga trayectoria", proclamó Portabales sobre la premiada, integrante de la misión internacional de Naciones Unidas para el seguimiento de los Acuerdos de Paz en Guatemala, que pusieron fin a 36 años (1960-1996) de guerra civil.

López Mejía, que recibirá el premio de forma oficial de manos del rey Felipe VI en una fecha aún por definir, se mostró muy contenta con este reconocimiento que "honra la vida de las mujeres" que han sido excluidas y que ha estado bajo un sistema que "no nos ha reconocida como ciudadanas".

"Creo que este reconocimiento es un grano de maíz porque nos permite seguir dando frutos, seguir floreciendo", manifestó, y apuntó que "representa la historia de muchas" y lo que todavía se puede seguir haciendo por la igualdad de derechos, de todos los pueblos y también de las mujeres.

López Mejía, una de las fundadoras de la Asociación Moloj y de la Coordinadora de Mujeres Mayas, Xincas y Garífunas, es una defensora de los derechos humanos especialmente de los pueblos indígenas y comprometida con la igualdad de género, la interculturalidad y el fortalecimiento organizativo de colectivos de las mujeres.

En este sentido, comentó que todavía hay grandes desafíos y pidió seguir sumando esfuerzos de todas las organizaciones, incluido el Estado, para proteger a los activistas, los defensores de derechos humanos, los pueblos y las mujeres.

"Tenemos que ser todos como pueblo", explicó, y añadió que este galardón es "un precedente fuerte" para volver "a sentarse en la tierra y decir estamos aquí y vamos a seguir avanzando".

El jurado del premio, que se reunió el pasado 3 de diciembre, valoró su contribución a la promoción de los derechos de las mujeres del área urbana y rural del occidente de Guatemala, así como su labor en la creación de mecanismos para el tratamiento y erradicación de la violencia contra las mujeres en los pueblos originarios.

El premio Bartolomé de las Casas, que tiene una dotación de unos 50.000 dólares, se convoca desde 1991 por la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional y Casa de América de España con el objetivo de promover y apoyar las iniciativas a favor de las manifestaciones culturales de los pueblos indígenas de América.

Su propósito es distinguir a aquellas personas, instituciones u organizaciones que hayan destacado a lo largo del tiempo en la defensa del entendimiento y concordia con los pueblos indígenas de América, en la promoción de sus derechos y el respeto de sus valores. EFE

pp/mmg