Madrid, 21 feb (EFECOM).- Casi la mitad de las empresas, el 43,5 %, que entraron en concurso de acreedores -antigua suspensión de pagos- en el último año fueron creadas a partir de la crisis económica de 2008, según los datos manejados por la agencia de calificación de riesgo Axesor.

Por sectores, el dato se eleva al 62,9 % en las empresas dedicadas a la hostelería y al 47,4 % en aquellas vinculadas al comercio, mientras que en la construcción se sitúa en el 30,7 %, apunta la firma, que destaca a Baleares y Madrid como las comunidades con mayor porcentaje de sociedades jóvenes concursadas, con el 52,7 % y el 49 %, respectivamente.

A tenor del Gabinete de Estudios Económicos de Axesor, un total de 1.787 empresas nacidas durante la crisis registró en 2018 un procedimiento de este tipo, cifra que representa el 43,5 % de los 4.108 declarados durante ese periodo.

Dicha tendencia se ha mantenido en el primer mes de 2019, ya que de los 307 casos registrados en enero, 133 fueron de compañías creadas desde 2008 (un 43,3 % del total).

Asimismo, la agencia pone de relieve en su estudio que, hasta ahora, 271 sociedades dadas de alta en los últimos dos años ya han sucumbido y entrado en un proceso concursal.

En función de su actividad, el del comercio ha sido el sector más afectado en 2018, ejercicio en el que iniciaron un proceso formal de insolvencia 991 empresas; de éstas, 470 (47,4 %) surgieron a partir de 2008.

Datos elevados que se repiten en las profesiones científicas y técnicas (estudios de arquitectos, despachos de abogados, laboratorios, agencias de publicidad o clínicas veterinarias, entre otros), en las que 157 de los 316 concursos (49,7 %) fueron sobre las constituidas durante y tras la crisis.

Aunque el número de procedimientos suscritos fue menor, actividades como la de información y comunicaciones presentaron la mayor incidencia en compañías con menos de diez años de vida (64,9 %).

El elevado peso de las empresas jóvenes en los concursos se ha visto amortiguado principalmente por la construcción, donde el pasado año se dieron 745 concursos de los que 229 eran de empresas creadas entre 2008 y 2018.

En este caso, el grupo mayoritario lo conformaron las sociedades constituidas durante la burbuja y sus años previos (entre 2000 y 2007), con 296 sociedades, un 39,7 %.

Situación que contrasta con la del sector manufacturero, el cual destacó por la cantidad de firmas longevas que cayeron en concurso: 58 aparecieron antes de 1976 -una veintena de ellas con más de 100 años de antigüedad- y otras 207 habrían sido constituidas entre 1976 y 1999.

Respecto al reparto geográfico, la comunidad con el número más elevado de concursos entre empresas de corto recorrido en los últimos doce meses fue Cataluña, 454 (un 46,9 %), dinámica que se repite tras el cambio de año cuando se han declarado 34 nuevos casos (un 41,5 %).

Madrid, con 366 sociedades jóvenes concursadas hasta el pasado diciembre (un 49 %) y Valencia, con 281 (un 46,8 %), ocupan también un lugar destacado. EFECOM