Ginebra, 20 feb (EFE).- Los equipos de rescate reanudaron este miércoles los trabajos de búsqueda de víctimas por la avalancha de nieve que el martes afectó a la popular estación de esquí suiza de Crans-Montana, en el sur del país, y que por ahora causó un muerto y tres heridos.

El fallecido es un operario francés de la estación, de 34 años, quien murió en un hospital de la cercana ciudad de Sion a consecuencia de las heridas sufridas por el accidente.

Inicialmente se informó de que entre 10 y 12 personas estaban atrapadas bajo el alud, aunque la policía local matizó que por ahora no hay oficialmente informes de desaparecidos.

Las operaciones de salvamento, en las que participan helicópteros y que se prolongaron durante la pasada noche, se interrumpieron en la mañana de hoy miércoles pero ya han sido reanudadas, informó la televisión suiza RTS.

La avalancha se produjo a las 14:20 hora local del martes (13:20 GMT) en la parte baja de la pista de Plaine-Morte, donde el alud cubrió unos 400 metros de zona esquiable.

Las altas temperaturas en la zona, unidas a las copiosas nevadas en semanas anteriores, han aumentado el riesgo de avalanchas en muchas estaciones de esa parte de los Alpes, en un momento de alta afluencia de esquiadores, ya que muchas escuelas de Francia y Suiza están de vacaciones.

El riesgo de avalanchas no era demasiado alto (dos sobre una escala de cinco), según las autoridades de la zona.

Está inicialmente previsto que Crans-Montana acoja el próximo fin de semana pruebas de la Copa del Mundo Femenina de Esquí. EFE