Francisco Ávila

Barcelona, 20 feb (EFE).- El empate sin goles en Lyon, en la ida de los octavos de final de la Champions, deja sensaciones encontradas en el FC Barcelona, por un lado los precedentes le dan como favorito para la vuelta, pero por otro la falta de gol, la sequía de Luis Suárez y las dudas sobre la competitividad del equipo cuando se acerque la hora de la verdad.

1) El Barça pasa el 66% de las veces en Europa cuando llega a casa con un 0-0 de la ida:

Los precedentes son favorables a los azulgrana. En seis de las nueve ocasiones que ha afrontado la vuelta de una eliminatoria europea después de un 0-0 ha pasado a la siguiente ronda. La última fue en la temporada 2011-12 frente al Milan (3-1 en la vuelta).

2) Los azulgrana no ganan como visitante en una eliminatoria desde febrero de 2016:

Fue en el Emirates y frente al Arsenal (0-2). Desde entonces ha sumado dos empates y cuatro derrotas, ha marcado un gol y ha encajado 13 en los últimos seis partidos como visitante en eliminatorias de la Champions.

3) Luis Suárez no marca lejos del Camp Nou desde 2015:

Anotó el 16 de septiembre de 2015 en el Olímpico de Roma (1-1) y desde entonces acumula 16 partidos seguidos sin marcar cuando el Barça juega de visitante en Europa, 1.510 minutos, más de 25 horas.

4) Falta de puntería:

En los tres últimos partidos, el Barça, un equipo creado para fabricar ocasiones y marcar goles, solo ha conseguido un tanto y fue de penalti ante el Valladolid. En San Mamés empató sin goles, tuvo 10 ocasiones y remató dos veces a puerta; frente al Valladolid (8/20) y anoche en Lyon firmó un 5/25 con otro 0-0. En total 15 disparos a puerta en 55 remates.

5) Siete nombres:

Ter Stegen: Lleva 328 minutos sin encajar un gol (el último fue uno de penalti por parte de Parejo). Anoche en Lyon intervino decisivamente en dos acciones.

Sergi Roberto y Arturo Vidal: Valverde apostó por el control, la pausa y la combinación que ofrece el primero en la medular frente al físico del chileno. En el orden vs el caos, el Barça fue más reconocible.

Dembélé y Coutinho: El francés salió de inició y mientras le duró el físico (60 minutos) fue de los pocos que ofreció desborde ante el ataque plano del Barça. El brasileño se asoció bien con Alba y tuvo también una buena ocasión. La velocidad vs el control.

Piqué y Messi: El primero cumplió su partido cien en Champions; el argentino jugó su partido 130, los mismos que Andrés Iniesta. Xavi Hernández, con 151, es el azulgrana con más presencias en la máxima competición internacional. EFE