Washington, 18 feb (EFE).- Lisa Borders, presidenta y consejera delegada del movimiento "Time's Up" para combatir el acoso y la agresión sexual, anunció hoy su renuncia al cargo.

Borders, reconocida por su desempeño en la liga profesional de baloncesto femenino de Estados Unidos, la WNBA, aseguró en su cuenta de Twitter que renunciaba para "abordar asuntos familiares".

"A medida que Time's Up continúa creciendo, me siento orgullosa del trabajo que he realizado para guiar su desarrollo continuo", apuntó.

"Time's Up" es un movimiento contra el acoso sexual creado en enero de 2018 por 300 profesionales de Hollywood, que ha recaudado 21 millones de dólares y reclutado 700 abogados para asistir a quienes quieran denunciar conductas sexuales inapropiadas en el área del trabajo y tengan pocos medios o teman represalias.

Este movimiento fue impulsado por un grupo de artistas tras el escándalo de abusos sexuales del productor Harvey Weinstein.

Después de conocerse la dimisión, Time's Up expresó su "gratitud" a Borders por su trabajo e indicó que acepta y apoya su decisión.

"Sabemos que es la decisión correcta para Lisa así como para la organización", agregó el movimiento, que indicó que su directora de operaciones, Rebecca Goldman, desempeñará las funciones de CEO interina.

"Nos mantenemos firmes en nuestra misión de crear un trabajo seguro, justo y digno para mujeres de todo tipo", añade la declaración. EFE