Saná, 17 feb (EFE).- El movimiento rebelde hutí anunció hoy la aprobación para implementar la "primera fase" del plan de despliegue de sus unidades de la ciudad estratégica de Al Hudeida, en el oeste del Yemen, informó la agencia de noticias Saba, controlada por los insurgentes.

El presidente del Consejo Supremo Político, el principal órgano ejecutivo de los rebeldes yemeníes hutíes en Saná, Mahdy Mohamed Husein al Mashat, dijo al enviado especial para el Yemen de la ONU, Martin Griffiths, en una reunión hoy en Saná que están preparados para "llevar a cabo los pasos de la primera fase del despliegue en Al Hudeida".

Uno de los puntos clave del pacto negociado entre los hutíes y el Gobierno yemení el pasado diciembre en Suecia es la retirada de tropas de los dos bandos de Al Hudeida, y el 7 de febrero llegaron a un "compromiso preliminar" sobre dicha partida.

Pero la coalición árabe, liderada por Arabia Saudí y que lucha a favor del Ejecutivo yemení, acusó a los hutíes de obstaculizar el cumplimiento de este acuerdo.

Según Al Mashat, esta primera fase se realiza según la propuesta de Michael Lollesgaard, el nuevo jefe del equipo de la organización que supervisa el alto el fuego en la zona y quien ha mediado en las últimas conversaciones.

Al Hudeida, controlada por los hutíes, es una ciudad de 600.000 habitantes que está asediada por las fuerzas yemeníes y emiratíes desde el pasado junio y radica su importancia en el puerto porque a través de su puerto entra cerca del 70 por ciento de las importaciones de comida, suministros básicos y militares destinadas a las zonas en sus manos.

En la capital sueca el Gobierno y los hutíes mantuvieron sus primeras consultas de paz desde 2016, que se cerraron con un acuerdo para una tregua en Al Hudeida y para retirar de allí a todas las tropas, dejando la zona en manos de fuerzas locales.

En ese pacto se dio a la ONU un papel de observación, que la organización asumió con el envío de decenas de expertos bajo mando del holandés Patrick Cammaert, en un primero momento, y de Lollesgaard ahora.

El conflicto armado en el Yemen se desató en 2014, cuando los rebeldes hutíes, respaldados por Irán, ocuparon Saná y otras provincias del país.

La contienda se recrudeció en 2015 con la intervención de la coalición militar liderada por Arabia Saudí e integrada por países suníes a favor de las fuerzas leales al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi. EFE