Jerusalén, 17 feb (EFE).- El Ejército israelí atacó hoy dos puestos militares del movimiento islamista Hamás en la Franja de Gaza después de que uno de sus soldados resultara herido por un artefacto explosivo lanzado por palestinos durante una protesta ante la valla de separación entre el enclave e Israel.

"Esta tarde, un soldado del Ejército resultó herido después de que se arrojara contra él lo que pareció ser un artefacto explosivo", declaró un portavoz militar en un comunicado, y "en respuesta", añadió, tanques israelíes atacaron contra "dos puestos militares de Hamás en el norte de la Franja de Gaza".

El incidente se produjo durante "un altercado violento" en el que "docenas de alborotadores quemaron neumáticos y arrojaron artefactos explosivos contra soldados del Ejército en la valla de seguridad", concretó la nota castrense.

El militar herido fue trasladado al hospital para recibir tratamiento médico, y según especificó una portavoz militar a preguntas de Efe, su estado "aún está por determinar".

La tensión es alta desde que el pasado marzo comenzaron las protestas de la Gran Marcha del Retorno, que se repiten cada viernes ante la valla de separación entre Gaza e Israel.

Desde el inicio de esta movilización -que pide el fin del bloqueo israelí y el regreso de los refugiados- más de 250 palestinos han muerto por fuego israelí, según el Ministerio de Sanidad palestino, así como un soldado israelí junto a la frontera y otro en una operación del Ejército encubierta dentro del enclave.

Además, desde entonces se han producido siete picos de violencia con el lanzamiento masivo de proyectiles desde Gaza y bombardeos israelíes de represalia, contenidos por frágiles treguas. EFE