Bruselas, 22 ene (EFE).- La mitad de los ciudadanos europeos consideran que el antisemitismo es un problema para su país y algo más de un tercio creen que el odio hacia el colectivo judío ha crecido en los últimos cinco años, de acuerdo con un Eurobarómetro difundido hoy por la Comisión Europea.

Según el Eurobarómetro, que recoge los resultados de una encuesta realizada a ciudadanos europeos en diciembre de 2018, los suecos son los más pesimistas (el 81 % considera que el antisemitismo es un problema en su país), seguidos de los franceses (72 %), los alemanes (66 %), los holandeses (65 %), los británicos (62 %), los italianos (58 %), los belgas (50 %) y los austríacos (47 %).

Por el contrario, la percepción del odio hacia los judíos como un problema cae en Estonia, donde solo el 6 % de los encuestados se muestra preocupado, seguida de Bulgaria y Portugal, ambas con un 10 %.

En el caso de España, el 22 % de los ciudadanos piensa que el antisemitismo es un problema, frente al 71 % que cree que no lo es.

Las percepciones más pesimistas se dan especialmente entre aquellos ciudadanos que pertenecen a una minoría social o que tienen amigos o conocidos judíos o musulmanes, según el informe.

Además, el 36 % de los europeos creen que el antisemitismo ha crecido en su país en los últimos cinco años, frente a un 39 % que piensan que no ha aumentado y un 10 % que consideran que ha bajado.

No obstante, solo una quinta parte de los encuestados, el 19 %, afirman tener amigos o conocidos judíos.

La negación del Holocausto nazi es percibida como el acto de odio más dañino, seguido del antisemitismo en internet y en los grafitis y de las expresiones hostiles y amenazas hacia los judíos en los espacios públicos.

El Eurobarómetro revela también que el 68 % de los encuestados creen que los ciudadanos de su país no están bien informados sobre la historia y las costumbres de los judíos que viven en su mismo Estado, frente a un 3 % que opinan que están muy enterados.

El 43 % de los europeos creen que las escuelas enseñan lo suficiente sobre el genocidio judío, frente a un 42 % que opinan lo contrario.

Por otro lado, el 54 % de los europeos creen que los conflictos en Oriente Medio influyen en la manera en la que los ciudadanos perciben a los judíos en su país.

La comisaria europea de Justicia, Vera Jourová, afirmó en un acto celebrado esta mañana en el Museo Judío de Bélgica que la educación es "la clave" no solo para entender la "Shoah" (el Holocausto), sino para que aumente la conciencia sobre el antisemitismo y cómo éste todavía está "muy vivo" en Europa.

Jourová recordó que la Unión Europea se construyó sobre los valores del respeto a la dignidad humana, los derechos humanos, la libertad, la democracia, la igualdad y el Estado de derecho. Por ello, "tenemos la obligación de proteger y fortalecer la riqueza de la cultura y la diversidad judía y su contribución a Europa", reclacó.

La comisaria destacó que el nivel de conciencia sobre este problema es mayor en aquellos Estados comunitarios con grandes comunidades judías, como Suecia, Francia, Alemania, Países Bajos, el Reino Unido, Italia y Bélgica. EFE

amb/mb/si

(Más información sobre la Unión Europea en euroefe.euractiv.es)