La Habana, 14 ene (EFE).- Más de ocho millones de cubanos integran la lista de votantes publicada hoy para el referendo sobre la nueva Constitución que se celebrará el próximo 24 de febrero, informan medios oficiales.

El texto definitivo de la nueva Carta Magna, que de ser refrendada en el plebiscito reemplazará a la vigente desde 1976, fue aprobado el pasado 22 de diciembre por la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral) tras un proceso de consulta popular de tres meses en el que participaron casi 9 millones de cubanos, incluidos por primera vez los emigrados.

En la isla -con una población de 11,2 millones de habitantes- la inscripción en el registro de electores abarca a todos los ciudadanos cubanos a partir de los 16 años de edad y residentes permanentes en el país desde más de dos años antes de las elecciones, explicaron autoridades de la Comisión Electoral Nacional (CEN).

Las leyes electorales vigentes también exigen a los votantes deben contar con plena capacidad jurídica -no estar sancionados por un tribunal que les haya anulado sus derechos políticos-, según precisó el jefe de la Dirección de Identificación, Inmigración y Extranjería, coronel Mario Méndez, citado por el periódico Granma.

Los padrones electorales serán ubicados en lugares visibles y cercanos al colegio de votación de cada ciudadano, con el fin de que las personas verifiquen si son correctos sus datos personales y en caso necesario rectificarlos.

Se han puesto a la venta 3,1 millones de ejemplares del texto impreso del proyecto de Carta Magna que irá al referendo el próximo 24 de febrero, y su versión digital está disponible para su descarga desde sitios web oficiales.

El borrador final de la nueva Constitución cubana está conformado por 229 artículos, 11 títulos, dos disposiciones especiales, 13 transitorias y dos finales.

Al borrador propuesto inicialmente por la Comisión Constitucional, liderada por el expresidente Raúl Castro, fueron incorporadas 760 enmiendas, lo que supuso que el 60 % del primer proyecto fue modificado.

La nueva Constitución del país caribeño no introduce cambios en el sistema político, mantiene al PCC como "fuerza dirigente superior de la sociedad" y ratifica el comunismo como aspiración, pese a que ese término se había eliminado en el primer borrador de la reforma constitucional.

Como novedades reconoce a la propiedad privada, considera a la inversión extranjera como necesaria, instituye las figuras del presidente de la República y el primer ministro, y establece un límite de dos mandatos presidenciales consecutivos.

Además, busca plasmar la controlada apertura económica y las reformas impulsadas durante los dos mandatos presidenciales del general Castro (2008-2018), en un intento por fortalecer la debilitada economía del país.

El polémico artículo que planteaba la redefinición de la figura del matrimonio -que habría abierto la puerta a una posterior aprobación de las uniones homosexuales- quedó fuera del texto y el debate se pospuso a la aprobación, en el plazo de dos años, de un nuevo Código de Familia que también será sometido a referendo.

De cara al próximo referendo constitucional en la isla, ya han jurado sus cargos los integrantes de la Comisión Electoral Nacional (CEN) y sus filiales provinciales, constituidas por miembros de organismos estatales, incluidas las Fuerzas Armadas.

Aunque en Cuba no están permitidas las campañas políticas, en las redes sociales el Gobierno y las organizaciones oficialistas están promoviendo el "sí" a la nueva Constitución, frente a un sector de la ciudadanía que se muestra abiertamente en contra del proyecto bajo la consigna "#yovotono". EFE