Madrid, 19 dic (EFECOM).- La inversión inmobiliaria en España ha alcanzado 18.748 millones de euros en 2018 a falta de dos semanas para el cierre del ejercicio, con lo que el aumento interanual supera el 46 %, ya que en 2017 fue de 12.849 millones, según datos de la consultora CBRE.

En rueda de prensa, el consejero director de CBRE España, Mikel Marco-Gardoqui, ha destacado que en 2018 ha continuado "la alta liquidez en el mercado" y "el atractivo para las inversiones de Madrid y Barcelona frente a otras ciudades europeas".

Excluidas las operaciones corporativas (la más destacada fue la fusión por absorción de Colonial a Axiare), la inversión ha sido en 2018 -hasta el 18 de diciembre- de 10.756 millones de euros, mientras que en 2017 fue de 11.549 millones.

La reducción interanual sería del 7 %, aunque en las dos semanas restantes para el cierre del ejercicio Marco-Gardoqui pronostica que se alcanzará un volumen similar al del año anterior.

En este sentido, el director de CBRE ha resaltado que en el último lustro en España se han mantenido unas "cifras sólidas" de inversión en torno a 10.000 u 11.000 millones excluidas operaciones corporativas.

A su juicio, eso refrenda "el ciclo positivo del mercado inmobiliario" y que "no fue flor de un par de años el volumen que se alcanzó en 2014 y 2015", al inicio del actual ciclo expansivo.

Del total estatal, en Madrid se concentró el 44 % de la inversión -excluidos los movimientos corporativos- y en Cataluña el 20 %.

Marco-Gardoqui cree que Barcelona y Madrid tienen expectativas de crecimiento superiores a las de otras grandes urbes europeas y son "objetivo de los inversores oportunistas", pues las dos mayores ciudades españolas se mueven en volúmenes de negocio inmobiliario inferiores a los que tuvieron en 2007, mientras Londres, París y las principales capitales alemanas ya los rebasaron.

Por sectores, la inversión en lo que va de 2018 llega a 4.451 millones en oficinas; 4.269 en locales comerciales ("retail"); 4.223 en residencial -excluidos suelos-; 3.941 en hoteles; 1.507 en activos logísticos, y 328 en otro tipo de inmuebles.

El director de CBRE ha hecho hincapié en la pujanza de vivienda y hoteles, que ya se asemeja a los subsectores comercial y de oficinas, que fueron los focos de atracción en años anteriores, también durante la crisis.

Las inversiones proceden en un 65 % del extranjero y, entre estas, destaca en 2018 que el 66 % son estadounidenses, gracias en buena parte al interés en el mercado inmobiliario español del grupo neoyorquino Blackstone (cuya inversión este año CBRE la cifra en 5.420 millones).

El 35 % del capital procede de fondos institucionales y el 27 % de socimis, los dos perfiles de inversor más representativos.

Los "yields" (rentabilidad media) este año han llegado al 5,25 % en logística, el 4,5 en centros comerciales, el 3,75 en oficinas y el 3,25 en comercios en zonas urbanas céntricas ("high street").

Según CBRE, el auge del precio de la vivienda en 2018 ronda el 6 o 7 %.

Las transacciones de casas alcanzarán a cierre de año 585.000 (solo el 10 % de obra nueva, por falta de oferta) y la previsión de CBRE para 2019 es de 625.000.

Los visados este año han sido unos 100.000, frente a los 81.000 de 2017 y los 125.000 previstos para 2019.

El 22,2 % de los hogares españoles residen en alquiler, unos 11 puntos menos que la media europea.

Los directivos de CBRE han preferido no hacer vaticinios sobre el efecto en la inversión y en la demanda de alquiler que pueda provocar la modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos que hoy ha entrado en vigor. EFECOM