Gijón, 19 nov (EFE).- La actriz polaca Agnieszka Podsiadlik ha señalado hoy que la película "Mug", ganadora del Gran Premio del Jurado en el último Festival de Berlín y que ahora compite en la sección oficial de la 56 edición del Festival Internacional de Cine de Gijón, es una fábula que en Polonia ha sido observada con "más seriedad".

"En cierta forma es como un cuento de los Hermanos Grimm que te ofrece un retrato no muy agradable y cercano. No pueden tomar distancia y es difícil enfrentarse a ese reflejo", ha puesto de manifiesto la actriz en una rueda de prensa.

"Mug" narra la historia de un joven rebelde en un pueblo polaco de misa diaria que se destroza la cara mientras trabaja en la construcción de la cabeza de un Cristo a escala del Corcovado de Brasil.

Podsiadlik ha comentado que, en general, la crítica ha sido "muy espontánea", con "risas y silencios muy fuertes", pero ha admitido que el largometraje ha sido recibido en Polonia con opiniones muy divididas, "algo bueno, porque genera discusión".

Si bien ha reconocido que "Mug" no ha contado con "ataques directos de la Iglesia, las críticas de los medios más conservadores han sido más negativas".

"La Polonia que se ve en la película existe, pero no es la única", ha apuntado la actriz.

Agnieszka Podsiadlik ha narrado que el film nació por la "curiosidad" de trabajar junto a la directora Malgorzata Szumowska.

"Estábamos esperando la ocasión. Cuando apareció el proyecto, tras muchos años, nos permitió trabajar juntas",ha comentado.

Asimismo, ha explicado que, a pesar de que su personaje solo es nombrado una vez en todo el largometraje, es "muy importante" en todo el contenido por el "magnetismo" que aporta y ser el más empático de todos los protagonistas porque "tiene mucha fuerza" para ayudar a los demás, aunque no tenga la suficiente para transformar su propia vida.

"En el fondo, es a través de su hermano donde cumple sus propios sueños", ha resaltado sobre su papel. EFE

1011182

mfc/lj/fg