Madrid, 9 nov (EFE).- Los liberales europeos quieren abrir sus puertas a nuevas formaciones políticas, incluida En Marche del presidente francés, Emmanuel Macron, y se han presentado como una alternativa al bipartidismo, que ven "agotado", y una opción de esperanza para los ciudadanos ante los retos de la Unión Europea (UE).

Es el mensaje que dieron hoy varios comisarios europeos y primeros ministros en el congreso anual de la Alianza de Demócratas y Liberales por Europa (ALDE), que se celebra hasta mañana en Madrid con Ciudadanos como anfitrión, para lanzar su campaña a las elecciones europeas de mayo próximo.

"Me alegra el anuncio de que vamos a ser un equipo para Europa", ha dicho la comisaria europea de Justicia, Vera Jourová, en alusión a la alianza que se va a sellar en este congreso con En Marche para crear un único grupo en el Parlamento Europeo (PE) tras las elecciones de mayo, lo que podría suponer pasar de ser la cuarta a la segunda fuerza política en la Eurocámara.

"Las elecciones europeas son una buena oportunidad para que el respeto, la esperanza y la unión lleguen a todas partes de Europa", ha subrayado, por su parte, la comisaria de Transportes, Violeta Bulc.

Para Bulc, en este momento de grandes desafíos tanto geopolíticos como internos de "odios", es la "familia liberal" la más preparada para "liderar" un futuro de "esperanza, fe y confianza en el bien común" en la UE.

"En la familia liberal, todos podemos ejercer lo mejor de nosotros sin restricciones, hombres, mujeres, jóvenes y mayores", ha incidido, al defender que "es el momento de que una mujer liberal lidere nuestra unión"; propuesta que fue muy aplaudida.

De este congreso no saldrá el nombre del cabeza de lista de ALDE a las elecciones de mayo, para lo cual se dan de plazo hasta primeros de febrero.

El reto ahora es crear un programa "coherente en un mundo incoherente", ha dicho la comisaria de la Competencia, Margrethe Vestager, a la que las apuestas dan como uno de los pesos pesados en el nuevo organigrama de los liberales europeos.

"Juntos somos más fuertes", ha insistido, por su parte, el vicepresidente de la Comisión Europea (CE) responsable del Mercado Único Digital, Andrus Ansip, quien ha puesto como ejemplo la eliminación de la itinerancia en las comunicaciones en la UE.

La colaboración entre fuerzas liberales y demócratas es la palabra clave para obtener mejores resultados en las elecciones de mayo, que se traduzcan después en un "mayor peso" en la Comisión Europea que sustituya a la actual presidida por Jean-Claude Juncker, apuntó, el primer ministro danés Lars Løkke Rasmussen.

Para Rasmussen, el papel de los liberales europeos es clave para hacer frente a la "agresiva" Rusia, la potencia económica de China, la crisis migratoria o el cambio climático, entre otros asuntos.

"Europa en este momento es el principal actor en temas globales y tenemos que asumir esa responsabilidad, si queremos que los valores europeos se preserven tenemos que defenderlos juntos", ha añadido.

Y hay que contar siempre con las personas, advirtió Rasmussen, al poner el ejemplo del "brexit" (la salida del Reino Unido de la UE): "Un triste recordatorio de lo que ocurre cuando Europa se convierte en el chivo expiatorio de todo lo malo", ha dicho.

Mientras, el primer ministro estonio, Jüri Ratas, ha hablado de la responsabilidad de hacer todo lo posible para que Europa "no vuelva a caer en las sombras del pasado", y su homólogo checo, Andrej Babis, que ha intervenido a través de un vídeo, ha advertido de que "Europa está en una encrucijada". EFE

cat-pi/cr/jdm