Bilbao, 9 nov (EFE).- Los principales líderes de las formaciones de izquierda de Europa han hecho hoy autocrítica y se han emplazado a buscar la unidad para poder hacer frente al avance de la derecha con su discurso nacionalista y xenófobo.

El segundo Foro Europeo de fuerzas progresistas, ecologistas y de izquierdas reúne hoy en Bilbao a cerca de un centenar de formaciones políticas, sindicatos y movimientos sociales en unos encuentros que comenzaron el pasado año en Marsella y a los que se dará continuidad en próximos años.

En el arranque del foro, destacados líderes de estas formaciones han reconocido la división de la izquierda europea y el auge de las formaciones nacionalistas y xenófobas de derechas, por lo que han considerado imprescindible avanzar hacia una mayor unidad, que en todo caso no será antes de las elecciones europeas del próximo año.

El más claro ha sido el exministro francés Benoit Hamon, fundador y líder del movimiento político Generation.s tras abandonar el Partido Socialista.

"La falta de unidad de la izquierda y de los ecologistas deja huérfanos a los ciudadanos. Somos demasiados partidos y jefes y pocas ideas", ha declarado.

Hamon, que ha señalado que no es posible unirse antes de las elecciones europeas, ha defendido la necesidad de dotarse de un "discurso ideológico fuerte" pero a la vez con "soluciones muy concretas" para ser los partidos "del día a día, de la vida cotidiana".

El político francés, que espera dar la "sorpresa" en las elecciones en Francia, ha puesto como ejemplo, aunque sea en el bando contrario, a Donald Trump, que con una "lucha ideológica fuerte" ha conseguido unos "resultados increíbles" en las elecciones legislativas de esta semana y se ha consolidado.

El secretario general del Partido Comunista francés y exdirector de L'Humanité, Pierre Laurent, ha incidido en que la respuesta a las políticas de austeridad impuestas en Europa desde la crisis ha sido "desgraciadamente" un auge de la "extrema derecha y la xenofobia", que resulta "muy preocupante" y con el que "regresan amenazas que pensábamos que estaban superadas".

"El modelo liberal europeo se ha impuesto a los pueblos y es rechazado prácticamente en toda Europa" pero para construir otro modelo progresista es "necesario unir las grandes fuerzas que existen y que están dispersas en la izquierda, la ecología y los nuevos movimientos sociales", ha añadido.

En su opinión, esa convergencia se debe producir "progresivamente" y a medio y largo plazo gracias a iniciativas como el foro que se desarrolla en Bilbao.

El eurodiputado y portavoz de Iniciativa per Catalunya Verds, Ernest Urtasun, ha advertido de que la "amenaza" de la extrema derecha en Europa es "muy, muy importante" y que para conseguir que el "gran cambio" que se avecina en Europa sea produzca en clave democrática se "requiere unir fuerzas, programas y estrategias" desde la izquierda y hacerlo también fuera del Parlamento europeo.

La comunista alemana y presidenta del grupo de izquierda del Parlamento europeo GUE-NGL, Gabi Zimmer, han augurado que las próximas elecciones europeas cambiarán "de forma dramática" el Parlamento de Estrasburgo con mayor presencia de la extrema derecha nacionalista y xenófoba, por lo que la izquierda debe "aunar fuerzas y salir de nuestro aislamiento".

La dirigente de Die Linke (La Izquierda) ha señalado que la próxima campaña europea la hará cada partido por su cuenta, pero que en "años venideros" se deberá buscar una "base común" entre todas las formaciones progresistas.

En la apertura del encuentro también ha participado la dirigente de Izquierda Unida y vicepresidenta del Partido de la Izquierda Europea, Maite Mola, mientras que por la tarde se incorporará el coordinador general de IU, Alberto Garzón. EFE

maf/eaf