Murcia, 26 oct (EFECOM).- El economista Juan Ramón Rallo ha considerado hoy que la crisis económica estuvo motivada, principalmente, porque el sistema financiero tiene "numerosos privilegios, salvaguardas y protecciones por parte del poder político" que provocó un "comportamiento muy imprudente" de los bancos que los llevó a la quiebra.

El economista, profesor de IE Business School, ha hecho esta reflexión a los periodistas antes de participar hoy en la segunda edición del Día del Economista, organizado por el Colegio Oficial de Economistas de la Región de Murcia.

En su opinión, en contra de la tesis mantenida por la mayoría de los expertos, la crisis económica que se inició hace ahora diez años con la quiebra de Lehman Brothers, no se debió sustancialmente a una "liberalización masiva de los mercados", sino a esas citadas conductas "imprudentes" de los bancos, que concedieron créditos de forma masiva y de forma muy arriesgada, "abocando a la bancarrota del sistema financiero".

A su juicio, "la banca parasita a la sociedad" a través de esos privilegios que le concede el poder político, que llegó a rescatarla cuando quebró "a costa de los contribuyentes" y, aunque el sistema financiero vuelve a tener beneficios después de haber sido saneado, los bancos continúan hundidos en la bolsa y "no es el negocio más rentable del mundo".

Se ha referido a la reciente sentencia del Tribunal Supremo sobre los impuestos en el pago de hipotecas y ha considerado que sería una "intromisión inaceptable" si la "marcha atrás" dada por el alto tribunal se ha debido a presiones del sector.

No obstante, ha opinado que "la sentencia se interpretaría mal si se piensa que le corresponde a la banca" abonar a los ciudadanos las cantidades que pagaron, puesto que es la administración, que lo recaudó con "absoluta falta de diligencia", la que debería asumir la devolución. EFECOM