Bruselas, 18 oct (EFE).- La ciudad de Barcelona y las regiones de Valonia y Bruselas han unido sus proyectos arquitectónicos más vanguardistas y sociales en una exposición presentada hoy en la universidad Libre de Bruselas (ULB), que se prolongará hasta el próximo 18 de noviembre.

La muestra "Import WB_Export BCN. Re-activate the city" es la quinta edición de un proyecto de conexión de ciudades impulsado por el arquitecto catalán Xabier Bustos y el suizo Nicola Regusci, en la que se ponen en valor ideas sobre "equipamientos públicos reactivadores de la ciudad".

Cuarenta proyectos, veinte de cada país, están incluidos en la exposición, que va acompañada de visitas guiadas por algunos de los creadores, generalmente jóvenes arquitectos locales.

"Lo importante para nosotros es la conexión real, que se establece a través del viaje, de las actividades organizadas en torno a la exposición, que es una excusa para encontrarnos", dijo Bustos durante la presentación.

El proyecto de Bustos y Regusci tiene como sede habitual Barcelona y plantea la idea de crear vínculos y conectar la arquitectura social de estudios emergentes a lo largo del continente europeo.

Este encuentro de "ida y vuelta" se centra en los espacios públicos como "cohesionadores sociales, especialmente en zonas con cierta degradación urbana", explicaron los organizadores.

Destaca en la muestra una nueva plaza pública en Molenbeek, un multicultural barrio al oeste de Bruselas calificado en los últimos años de "cuna del yihadismo" pero "donde hay cosas buenas que mostrar y un nuevo espacio de reunión", explicó Regusci.

El comisario suizo de la exposición presenta CCP como un "proyecto de reutilización, readaptación, transformación de grandes edificios industriales en teatros, escuelas, viviendas para artistas. En definitiva, una arquitectura más próxima".

En anteriores ediciones el protagonismo de la capital catalana fue compartido con las ciudades suizas de Mendrisio, Ginebra, Lausanne y Zurich, explicó Regusci.

"Es muy importante que arquitectos que no son conocidos fuera pero si localmente puedan crear sinergias, no solo con otros arquitectos sino también con las instituciones", dijo a Efe el comisario suizo de la exposición.

La muestra de este año se exhibe hasta el próximo 18 de noviembre en la facultad arquitectura La Cambré-Horta de la ULB y será trasladada en marzo y abril del próximo año al centro cultural Arts Santa Mónica de la ciudad condal. EFE

asc/mb/emm