San Sebastián, 29 sep (EFE).- Chris Hemsworth, Jeff Bridges, Jon Hamm y Dakota Johnson encabezan el reparto de "Malos tiempos en el Royale", un thriller criminal que hoy clausura la 66 edición del Festival de Cine de San Sebastián y en el que su director, Drew Goddard, reconoce influencias de Tarantino a Agatha Christie.

La película, que llegará a los cines a mediados de noviembre, está ambientada en la década de los 60 y reúne a siete desconocidos en un hotel fronterizo entre los estados de Nevada y California, todos con un secreto que ocultar.

Robos de bancos, sectas, secuestros, voyeurismo y música soul se alían en una narrativa deliberadamente enrevesada, con saltos en el tiempo y uso de distintas perspectivas que mantienen intrigado al espectador durante las más de dos horas de filme.

"Me encantan las películas en las que no sabes quien es el héroe y tu empatía va cambiando a medida que avanza la trama. Además con este reparto tan bueno era interesante pasar tiempo con cada uno de ellos para permitir al público conocerlos", ha señalado a Efe Goddard, a la espera de que Hemsworth llegue esta tarde a San Sebastián para acompañarle.

"Malos tiempos en el Royale" es su segundo trabajo como director y llega seis años después de su aclamada cinta de terror "La cabaña en el bosque". Goddard comenzó su carrera como guionista y productor en series de televisión como "Buffy, cazavampiros" o "Lost" y ha escrito guiones para el cine como "Cloverfield", "World War Z" o "The Martian".

"Me gusta mucho ser guionista", dice preguntado por haber dejado pasar tanto tiempo hasta dirigir otra película. "El principal motivo para dirigirla es que quería trabajar con estos actores, son algunos de mis actores favoritos del planeta".

El hotel en el que transcurre la trama, en el Lago Tahoe, ha sido recreado para el filme, pero se inspira en un lugar real, un hotel en mitad de los dos Estados norteamericanos.

"La dualidad es un tema importante en el filme, no sólo por el hotel sino también por los personajes: todo el mundo parece ser una persona y se descubre que es otra", señala el director y guionista.

Otro tema presente es el voyeurismo. "Hay algo muy cinematográfico en ello, como público pasamos tiempo observando a gente que no saben que les estamos viendo; es algo que exploro una y otra vez en mis películas, incluso en 'The Martian' o 'Una cabaña en el bosque', no es intencionado pero es algo que aparece una y otra vez en mi trabajo".

En cuanto a la alargada sombra de Tarantino en el filme, reconoce que su adolescencia estuvo marcada por sus películas. "También me han influido autores de novela criminal como Dashiell Hammett o Agatha Christie y filmes de John Huston o Alfred Hitchcock". EFE

mt/ps