Sevilla, 25 sep (EFE).- El cantaor ilimitado 'Niño de Elche' ha presentado esta noche en La Bienal de Sevilla su 'Antología del cante flamenco heterodoxo', el último proyecto de este artista, empeñado en demostrar que el flamenco no tiene fronteras ni límites para su crecimiento en todos los sentidos.

Se trata de un espectáculo dirigido por Pedro G. Romero y producido por Raúl Fernández 'Refree', compuesto por 27 piezas, cada una marcando un estilo distinto de uno de los artistas que más en serio se ha tomado en los últimos años la evolución del flamenco hacia nuevos conceptos.

Su antología recoge las influencias flamencas del cantaor reinventadas, como 'El tango de la Menegilda', 'Las seguiriyas del silogismo' o 'Aguaespejo granadino', muestras evidentes, ya desde el título, de su aportación indudable al desarrollo de nuevas formas de entender lo clásico.

Se trata de un cantaor que cuenta entre sus influencias cuenta con Val del Omar, Valcárcel Medina, Eugenio Noel o Manuel de Falla, del que habla destacando lo que define como "nacionalismo arañado", al tiempo que vuelca en sus composiciones textos del propio Machado o de literatos como San Juan de la Cruz.

Para sacar adelante su espectáculo, ha contado con colaboradores de excepción como el bailaor Israel Galván, los guitarristas Diego de Morón y "Pájaro", el organista Juan de la Rubia o el pianista Alejandro Rojas-Marcos.

Raúl Cantizano con guitarras (flamenca y acústica) y percusión, y Susana Hernández (Ylia) a los teclados, sintetizadores y electrónica han completado un escenario que, sin duda, es de los más originales en todos los sentidos de La Bienal de este año. EFE

1010626