Madrid, 25 sep (EFECOM).- Las 600 gasolineras desatendidas o automáticas con las que cuenta España conllevan para los consumidores un ahorro anual de 456 millones de euros y una pérdida de 1.500 empleos, de acuerdo con los datos que maneja la Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas (Aesae).

Aesae sostiene que esta pérdida de empleo es inferior a la que, según la organización, ha anunciado recientemente el Gobierno, que estima que con este tipo de gasolineras se pierden 10.000 puestos de trabajo.

Las estaciones de servicio desatendidas cuentan de media con un empleado por gasolinera, que se dedica a tareas de mantenimiento, mientras que las tradicionales tienen de media 3,5 trabajadores por establecimiento, de acuerdo con Aesae.

El presidente de la Aesae, Manuel Jiménez, ha subrayado que estos puestos de trabajo "perdidos" se recuperan en otros sectores gracias al ahorro de 456 millones de euros anuales lo que, ha indicado, se transforma en mayor consumo o en inversión y que éstos son motores de empleo.

Asimismo, la asociación ha señalado que ve con preocupación que los políticos y los empresarios de las estaciones de servicio tradicionales "solo miren por sus intereses" y no por los de los consumidores, que "hacen grandes sacrificios para llegar a fin de mes" como consecuencia de la "imparable" subida de los productos energéticos. EFECOM