San José, 10 ago (EFE).- La Fiscalía de Costa Rica informó hoy que, en una audiencia fijada para el próximo 16 de agosto en un Tribunal Penal, solicitará prisión preventiva contra el sospechoso de matar el pasado fin de semana a la turista española Arantxa Gutiérrez López.

El Ministerio Público indicó en un comunicado de prensa que la Fiscalía Adjunta del cantón de Pococí, provincia de Limón (Caribe), "reiterará la solicitud de prisión preventiva contra un hombre de apellidos Díaz Hawkings, quien figura como sospechoso del homicidio".

A inicios de semana el Juzgado Penal de Pococí negó la solicitud de medidas cautelares contra el sospechoso debido a falta de pruebas y remitió al hombre a la Dirección General de Migración, entidad que lo mantiene detenido por su condición migratoria irregular.

La Fiscalía apeló la decisión del Juzgado y hoy fue fijada la audiencia de apelación para el 16 de agosto, esta vez ante el Tribunal Penal de Pococí.

Albin Díaz Hawkings, un nicaragüense indocumentado de 33 años que al parecer trabajaba en un hotel de la zona, es el principal sospechoso de asesinar a la turista española en la comunidad de Tortuguero (Caribe), una zona de gran riqueza natural a la que solo se puede llegar por canales de agua dulce o por el mar.

La turista apareció muerta el pasado sábado 4 de agosto en las cercanías del hotel en el que se hospedaba, después de que hubiera salido a caminar por un sendero a primera hora de la mañana.

La principal hipótesis que manejan las autoridades es que la mujer fue víctima de un ataque sexual y murió por asfixia.

La Fiscalía informó que hoy ha llevado a cabo un registro en el domicilio del sospechoso en la comunidad de Tortuguero, en donde decomisó dos teléfonos celulares y prendas de vestir del sospechoso.

Está previsto que dos agentes españoles especializados en homicidios, adscritos a la Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), lleguen a Costa Rica el domingo para colaborar con la investigación, indicaron a Efe fuentes de la Dirección General de la Policía española.

Familiares, amigos y conocidos de la joven asistieron hoy al funeral en su memoria, que tuvo lugar en Alicante (sureste de España), su ciudad natal.

El funeral se celebró en la más estricta intimidad, después de que el cuerpo de la joven fuera incinerado tras ser repatriado en un vuelo que partió de Costa Rica el miércoles y llegó a España este jueves. EFE