Redacción deportes, 9 ago (EFE).- La Real Federación Española de Vela (REFV) ha emitido este viernes un comunicado en el que afirma que acata la decisión del Jurado Internacional de los Mundiales de clases olímpicas de excluir a Iker Martínez por una supuesta manipulación de su Nacra 17 y que realizará su propia investigación.

La RFEV afirma que acata la decisión "entendiendo que se ha producido siguiendo las reglas y procedimientos en vigor".

"A la vista de los hechos que motivan dicha resolución, la RFEV realizará su propia investigación para analizar lo sucedido y adoptar las medidas que pudieran corresponder en cumplimiento de las obligaciones que impone la Normativa Preolímpica 3er Ciclo y con la finalidad de garantizar el cumplimiento de las normas y principios que rigen el deporte de la vela", afirma la federación.

"Cabe recordar que Iker Martínez es uno de los mejores deportistas del mundo y ha ayudado a lo largo de su carrera a posicionar a la vela española en lo más alto. En su currículum destacan dos medallas olímpicas, oro en Atenas 2004 y plata en Pekín 2008, tres campeonatos del mundo y tres de Europa. Además, Iker Martínez fue reconocido en 2006 con la Medalla de Oro al Mérito Deportivo que otorga el Consejo Superior de Deportes", recalca la RFEV.

"La RFEV desde el primer momento ha dado su apoyo y asesoramiento a Iker Martínez y así lo seguirá haciendo hasta que se clarifique la situación", concluye.

El Jurado Internacional del Campeonato del Mundo de Clases Olímpicas ha decidido excluir al campeón mundial y olímpico español Iker Martínez del certamen por supuesta manipulación de su barco, un catamarán Nacra 17, con el que debía competir, algo que él ha negado en todo momento.

El jurado, tras la audiencia mantenida ayer con el implicado, considera que Iker Martínez "modificó deliberadamente ESP 70 incumpliendo las reglas de la clase y ocultó la modificación. Por lo tanto, cometió una violación de buen espíritu deportivo contrario a la regla RRS 69.1.(a)".

La polémica surgió cuando entre el 2 y 5 de agosto el Comité Técnico inspeccionó el Nacra17 'ESP 70' y se midió la distancia máxima que podía mover el cojinete de la caja de la orza (entre la parte posterior del cojinete y la parte delantera del sinfín).

Las especificaciones de construcción para esta medida son 75 mm. El Comité Técnico midió 74.5 mm a 75 mm en todos los Nacras 17 inspeccionados (más de 60). En el ESP 70, esta distancia era de 79.5 mm. en ambos cascos y que los agujeros de los pernos posteriores estaban más atrás en comparación con las especificaciones reglamentarias

Durante la fabricación, todos los orificios en el hueco del casco para el cojinete de la orza se perforan con una plantilla única. Solo existe un juego de plantillas (una herramienta para producir cascos de babor y una para cascos de estribor) en el fabricante del casco en Tailandia.

La posición de los agujeros en ESP 70 no pudieron haber sido el resultado de usar esa plantilla para perforar, o haber sido causados por daños o desgaste normal.

El 6 de agosto, lunes, el ESP70 fue inspeccionado posteriormente por el Comité Técnico. Esto mostró que en el lado de popa del hueco del casco del babor, los agujeros originales que estaban en la posición definida por las especificaciones se habían cubierto, y se habían perforado nuevos agujeros más atrás a los que se aplicó algún producto sobre ellos para ocultar la modificación.

Esto provocó que Iker Martinez no pudiera empezar a competir en el Mundial y que presentase recurso sobre la decisión, no aceptado en principio y sí posteriormente. EFE