Berlín, 10 ago (EFE).- El salmantino Álvaro de Arriba, campeón de España, será el único español este sábado en la final de 800 de los campeonatos de Europa ante la inesperada eliminación del líder europeo del año, el leonés Saúl Ordóñez, mientras que el alicantino Daniel Andújar también quedó fuera.

Pasaban a la final los tres primeros y sólo dos más por tiempos. No se podía especular. Ordóñez, el europeo más rápido del año con su marca de Mónaco (1:43.65, récord de España), salió en la primera serie con vitola de favorito.

Tomó la calle libre en cabeza y fue bien colocado, a la derecha del sueco Abdreas Kramer, hasta la última curva, de la que salió tercero, pero en la recta murió y acabó cuarto con 1:46.82, todavía con esperanzas de ganar una de las dos plazas de repesca, que al final no sucedió.

"En el último 50 he petado como un campeón. Ha sido una carrera muy fuerte. Menos mal que al menos se ha metido Álvaro en la final", comentó Ordóñez.

De Arriba, bronce en los Europeos en pista cubierta, y Andújar compitieron por plaza de finalista en la segunda serie. El salmantino partía con la segunda mejor marca (1:44.99) mientras que Dani (1:46.40) sólo ganaba a uno en una carrera presidida por el campeón mundial, el francés Pierre-Ambroise Bosse, segundo en el ránking del año.

El salmantino no faltó a su costumbre se salir atrás, a resguardo de los primeros roces. Iba sexto al paso por el 400 en 52.89 y tuvo que apretar en plena curva para situarse tercero, pero, como Saúl, cedió un puesto, mientras que Andújar cerraba la clasificación.

La marca de Álvaro (1:46.43) le metió en la final por tiempos y el checo Kukas Hodbod, quinto con 1:46.57, desalojó a Ordóñez, que no estará en la final.

De Arriba, reciente campeón de España, será el único español este sábado en la final, a partir de las 20.30 horas. EFE