Valencia, 29 jun (EFECOM).- El plazo de presentación de alegaciones al proyecto de alta velocidad de la empresa Intermodalidad de Levante (ILSA) ha concluido este viernes y ahora es el Consejo de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) el que debe aprobar la resolución definitiva que autorice la puesta en marcha de un tren desde Madrid a Montpellier.

Esta decisión final se adoptará cuando se vean las alegaciones, si se presentan, de Renfe y el Ministerio de Fomento al proyecto de la empresa valenciana ILSA, de los socios de Air Nostrum, según han informado a Efe fuentes de la CNMC, aunque todo indica que es favorable a abrir ya la liberalización del sector de transporte de viajeros.

Los técnicos de Competencia analizarán las alegaciones y trasladarán su propuesta al Consejo del organismo, que aprobará su resolución definitiva en un plazo no determinado.

ILSA, que dispone de la licencia de operador ferroviario para operar en este mercado y poder así competir con Renfe, contempla en su proyecto el transporte internacional de viajeros desde Madrid a Montpellier (Francia) con paradas en Zaragoza y Barcelona en territorio nacional. EFECOM