Barcelona, 29 may (EFE).- El nuevo conseller de Territorio y Sostenibilidad será Damià Calvet, un estrecho colaborador de Josep Rull, su predecesor en el cargo, y un gran conocedor del funcionamiento del departamento, en el que lleva trabajando desde hace dos décadas asumiendo distintas posiciones de responsabilidad.

Nacido en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) en 1968, Calvet es diplomado en Arquitectura Técnica por la Universidad Politécnica de Cataluña y graduado en Ciencias y Tecnologías de la Edificación por La Salle.

Aunque ha trabajado en la empresa privada, como delegado de la firma inmobiliaria Vertix en Baleares, Calvet ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional en la administración catalana, donde ha ocupado diversos cargos de responsabilidad en las áreas de arquitectura y urbanismo.

Hasta ahora era también teniente de alcalde de Urbanismo, Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès (Barcelona).

Calvet conoce bien el departamento que ahora dirigirá: fue jefe del gabinete del conseller del departamento de Política Territorial y Obras Públicas entre los años 1997 y 2001 y director general de Arquitectura y Vivienda de la Generalitat, área dependiente de la misma conselleria, entre 2001 y 2003.

Fue también secretario de Territorio y Movilidad entre 2010 y 2012, cargo que dejó para asumir la dirección general del Incasòl, el organismo de la Generalitat encargado, entre otras cuestiones, de la promoción de suelo residencial.

Calvet es asimismo presidente de Cimalsa, la empresa pública de la Generalitat encargada de la promoción, el desarrollo y la gestión de infraestructuras y centrales para el transporte de mercancías y la logística.

Después de más de 200 días sin Govern, Calvet asumirá la cartera que ha ocupado en la última legislatura un político que conoce bien y con el que ha trabajado codo con codo: Josep Rull, actualmente en prisión preventiva acusado de los delitos de rebelión y malversación por el proceso unilateral hacia la independencia.

Calvet dirigirá una de las consellerias con mayor peso y presupuesto del Govern, encargada de los ámbitos de la movilidad, el medio ambiente y el territorio y el urbanismo en Cataluña, y por tanto responsable de la gestión directa de los aeropuertos y puertos dependientes de la Generalitat o Rodalies, entre otras infraestructuras.

En esta nueva legislatura, en la agenda de Calvet habrá un tema pendiente de resolución desde hace meses, como es qué hacer con Aigües Ter-Llobregat (ATLL), después de que el Tribunal Supremo declarara nulo el procedimiento de adjudicación de la gestión de esta empresa pública a un consorcio encabezado por Acciona. EFE