Melilla, 22 may (EFE).- Sendas manifestaciones han recorrido hoy Melilla y Ceuta para reclamar más fluidez, mejores condiciones, más personal y mayor permisividad al comercio transfronterizo en los pasos con Marruecos.

Según los datos facilitados por la Plataforma de Empresarios de Melilla, en esta protesta simultánea entre ambas ciudades se han concentrado unas 1.500 personas en Melilla y 2.000 en Ceuta en una protesta convocada por empresarios, comerciantes y hosteleros de las ciudades autónomas bajo el lema "Por el Presente y el Futuro de Melilla y Ceuta".

La Policía, en cambio, ha rebajado a 500 personas la cifra de participación en Melilla en esta manifestación, la segunda de este tipo en dos meses en la ciudad, que ha discurrido, como la primera, entre la Avenida Juan Carlos I y la Plaza de España, en pleno centro urbano.

Estas protestas han contado con el apoyo de asociaciones, sindicatos y con la participación expresa de los representantes de los partidos de la oposición.

También han reclamado mayor control de la inmigración irregular, una mejora de las infraestructuras fronterizas y un aumento de las plantillas policiales en los pasos fronterizos.

Asimismo han solicitado el desbloqueo de los pasos fronterizos y una apuesta clara por el turismo marroquí y los potenciales clientes del país vecino.

"Una frontera mejor, más moderna, más limpia y segura, más fluida y lógica es vital para la economía melillense, para el sostenimiento de las empresas y los comercios y para el desarrollo económico y el futuro de una ciudad española aislada en el norte de África que si no empieza a desarrollarse y a mirar al otro lado de la frontera puede terminar asfixiándose", han reclamado públicamente.

Melillenses y ceutíes consideran que "es crucial acabar con la mala gestión fronteriza y empezar a apostar por el comercio local y por crear un nuevo modelo de ciudad".

"Si la frontera no funciona, el comercio no funciona. Necesitamos que se actúe ya, en el presente, medidas eficaces y rápidas, para partir de una base sólida y apostar por el futuro de Melilla", ha reivindicado los convocantes antes de recordar que "son los políticos los que tienen que aportar soluciones, como representantes de la ciudadanía".

"El problema está en la frontera y ahí es el Gobierno el único que puede mediar y gestionar para cambiar la situación", han recordado. EFE

1010833

pst/vg/jdm