Madrid, 17 may (EFE).- El PSOE ha mostrado su preocupación a los eurodiputados socialistas y al Partido Socialista Europeo porque el nuevo presidente de Cataluña, Quim Torra, actúe "sólo en nombre de Puigdemont" en una carta en la que afirma que es "un partidario de la línea dura identitaria, xenófobo y ultranacionalista".

Así figura en la carta que la presidenta de la delegación socialista española en el Parlamento Europeo, Iratxe García, ha dirigido al Partido Socialista Europeo (PES) y a los eurodiputados del grupo socialista tras la toma de posesión de Torra, dentro de la labor de pedagogía contra el secesionismo catalán en la UE que lleva a cabo el PSOE, han indicado fuentes socialistas.

"Queremos llamar su atención y advertirle de que el presidente Torra es un partidario de la línea dura identitaria, xenófobo y ultranacionalista", advierte la carta tras explicar que ha resultado elegido en una votación "muy ajustada" y que se trata de un "aliado muy cercano del ex presidente Carles Puigdemont, que pretende mantener "el camino hacia una independencia imposible e ilegal".

Relata también que Torra ha escrito artículos muy ofensivos contra España y los hispanohablantes en Cataluña a quienes describe como "carroñeros, víboras y hienas" que odian la lengua y la cultura catalanas y que son "bestias en forma humana".

Ante estos hechos, la "principal preocupación" del PSOE es que Torra vaya a ser presidente "solo en nombre de Puigdemont" y "solo de los que comparten sus puntos de vista".

La carta afirma que, en respuesta, los socialistas se mantendrán firmes en sus "valores y propuestas para resolver esta crisis" y que, si bien respetarán al nuevo Gobierno, seguirán "confrontando las posiciones políticas secesionistas, algunas de las cuales nos parecen especialmente escandalosas, ya que es todo lo que tiene que ver con el supremacismo".

Para el PSOE, este nuevo escenario "es extremadamente preocupante para nosotros, pero también para el resto de Europa" puesto que el nuevo presidente defiende ideas que "no solo son contrarios a una sociedad plural y diversa como la catalana, y están en contra de los principios socialistas y socialdemócratas, pero también son contrarios a los valores europeos".

Ante este reto, la carta detalla que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, han coincidido en que el Estado de Derecho "responderá con firmeza, con serenidad, con proporcionalidad y de forma concertada" a cualquier intento de quiebra constitucional.

No obstante, señala que el PSOE considera que esta situación "no puede ser resuelta solo por los jueces, sino que necesita una respuesta política" que incluya el diálogo y una reforma constitucional hacia un Estado federal.

La carta concluye agradeciendo a los socialistas europeos el "apoyo leal" recibido y advirtiendo de que, mientras duren los procesos judiciales "que afectan algunos países europeos", seguirán informando sobre la situación con viajes, reuniones, correos electrónicos y llamadas y "estando siempre disponibles para (resolver) cualquier duda". EFE