Valencia (Venezuela), 16 may (EFE).- El candidato a las elecciones presidenciales venezolanas del 20 de mayo Javier Bertucci prometió hoy en su cierre de campaña en Valencia (centro-norte de Venezuela) recuperar la economía del país en un año si gana las cuestionadas elecciones del domingo.

"Les pido un año para retornar a sus hijos a Venezuela y para recuperar la economía", aseguró Bertucci en su cierre de campaña en Valencia, localidad en la que tiene su sede y más seguidores la iglesia evangélica Maranatha, de la que aseguró que se separó como pastor para poder presentarse a las elecciones.

El candidato por Esperanza para el Cambio, que adelantó su cierre de campaña un día, compareció frente a miles de simpatizantes enfervorizados que soportaron el intenso calor y la lluvia para ver y escuchar al expastor prometer, nada más subir a la gran tarima, que "vienen días mejores" para Venezuela.

Reiteró que Estados Unidos y la Unión Europea (UE) le han asegurado que "dos semanas" después de salir vencedor el 20 de mayo entregarán ayuda humanitaria que tanto él como el resto de la oposición han exigido que sea aceptada por el Gobierno.

Un apoyo para afrontar la escasez de alimentos y medicinas que es rechazado por el Ejecutivo ya que considera que podría servir para una "invasión militar encubierta" por parte de los países que la ofrecen, entre ellos Estados Unidos.

Aseguró que establecerá el salario mínimo en el primer año en 100 dólares intercambiables a bolívares, un monto que piensa subir a 300 en un año.

Pidió a las Fuerzas Armadas "respetar" la que, adelantó, será "su victoria" el 20 de mayo y anunció que su gabinete no estará compuesto por políticos, sino por gerentes.

"No voy a poner políticos, necesito gerentes (...) y vamos a poner un correo para que la gente mande sus currículos para poder ser elegidos", reveló en una de sus pocas especificaciones sobre su plan de Gobierno durante el evento.

En un discurso salpicado de referencias religiosas el contendiente afirmó que "Dios es el que quita y pone presidentes y el cielo ya ha decidido" que él sea el nuevo jefe del Ejecutivo.

"El cielo ya ha decidido y este domingo le toca al pueblo venezolano alinearse con su decisión", agregó.

Acusó al Gobierno de "guerra sucia" contra su campaña y afirmó que "querían un cobarde pero les llegó un valiente (...) querían un político y les llegó un pastor acostumbrado a dirigir gente".

Además de a Bertucci, los venezolanos podrán escoger el próximo domingo como presidente entre el actual y candidato a la reelección, Nicolás Maduro, el exgobernador Henri Falcón y el ingeniero Reinaldo Quijada, quien ha mantenido el perfil más bajo.

Para los comicios del 20 de mayo la principal coalición opositora, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), decidió no postular a nadie y llamar a la abstención al considerar que los comicios son un fraude.

Esta decisión y los argumentos de la MUD han sido apoyados, entre otros, por Estados Unidos, el Parlamento Europeo y varios países latinoamericanos. EFE

aa/ba/jsm