León, 17 may (EFE).- El exentrenador del Baloncesto León durante dos etapas, el vallisoletano Gustavo Aranzana, cree que hubo "cierta dejadez o desinterés en apurar todas las opciones", según ha declaró a Efe, para evitar la desaparición de la entidad en 2012 al declararse el concurso de acreedores.

El técnico vallisoletano, artífice de los dos ascensos del conjunto leonés a la Liga ACB, protagonista hoy en la tercera y última jornada del II Foro Internacional del Deporte Obra Social ABANCA centrado en el homenaje a este club, insistió en que "vista con la perspectiva del tiempo, la deuda no era tan alarmante para que no se hubiera intentado al 200% cualquier solución".

Aranzana estuvo acompañado de algunos de los jugadores con los que logró el primer ascenso en el año 90, cuando el club se denominaba Elosúa León, el exolímpico Xavi Fernández, el actual director deportivo de Estudiantes de Madrid, Willy Villar, el leonés Roberto Herreras o dos jugadores foráneos referencia en la historia del club, los estadounidense Essie Hollis y Reginald Johnson.

Para el entrenador más laureado en la historia de la entidad, a la que llevó a disputar competición europea -Copa Korac-, ser cuarto en la liga regular o a ser semifinalista de la Copa del Rey, hay que distinguir dos etapas "la primera de Elosúa, de continuo crecimiento hasta tocar techo, y la segunda, como Baloncesto León -con el que también logró ascender-, donde los problemas se agolpaban".

De hecho, en el segundo ascenso a la Liga ACB en 2007, diez años después de que hubiera concluido su primera etapa, según Aranzana, "la película ya era diferente y aunque supuso una enorme alegría de nuevo para la ciudad, no tenía la capacidad de la primera época, cuando el club era como una familia, con una enorme unión y cercanía".

En la actualidad León tan solo cuenta con baloncesto en la Liga EBA, tras el descenso en la actual temporada desde la Liga LEB Plata del Agustinos, por lo que Aranzana ve "complicado volver a alcanzar aquellos niveles, pero sí se podría hacer un esfuerzo para contar con un equipo en Liga LEB Oro, porque es una ciudad de baloncesto y es un deporte que encanta a los aficionados".

Aranzana acaba de concluir la temporada con el Leyma de La Coruña, donde desconoce si continuará la campaña próxima ante el cambio en la presidencia que abandona Juan Carlos Fernández y después de haber caído en el quinto partido de la primera eliminatoria de ascenso ante el ILC Manresa.

El técnico vallisoletano iniciaba este año una vuelta al baloncesto español en el que dirigió varios equipos, Fórum Valladolid, Caja San Fernando Sevilla o CB Tenerife, para después emprender una experiencia exitosa -disputó la Liga de las Américas- en Venezuela o probar en el baloncesto marroquí.

Para el entrenador vallisoletano, el principal problema para los técnicos que, como él, cuentan con una dilatada trayectoria es que España es "un país es de etiquetas y enseguida la gente parece hacerse muy vista y se le considera viejo rápidamente, cuando además parece que vende o vendía el tener glamour y no el ser una persona normal".EFE

1010625

fps/lm/jl