Ciudad del Vaticano, 5 may (EFE).- El papa Francisco presidió hoy un encuentro a las afueras de Roma con cerca 120.000 miembros del Camino Neocatecumenal llegados desde 134 países con motivo de los cincuenta años de sus inicios en Roma, tras nacer en España en 1964.

Francisco acudió a la explanada del barrio de Tor Vergata, a las afueras de Roma, donde se celebró el encuentro de los jóvenes durante el Jubileo del año 2000, para participar en esta celebración a la que también asistieron 16 cardenales y 90 obispos procedentes de diversas partes del mundo.

A los neocatecumenales, conocidos como "kikos" por el nombre de uno de sus fundadores, el laico español Kiko Argüello - que presentó el encuentro - el pontífice les aseguro que "la misión de la evangelización es la prioridad de la Iglesia de hoy"

Agradeció su "carisma" que, afirmó, es "un gran don de Dios para la iglesia de nuestro tiempo".

Con esta ceremonia, el papa oficializó el envió de 34 nuevas "missio ad gentes", es decir, grupos de familias católicas que viajan para evangelizar a zonas consideradas secularizadas o donde la Iglesia tiene poca presencia.

A ellos les recordó que para viajar "hay que ir ligeros" y "para anunciar se necesita renunciar y solo una Iglesia que renuncia al mundo anuncio bien el Señor, solo una Iglesia desvinculada del poder y del dinero, libre de triunfalismos y clericalismos testimonia de manera creíble que Cristo libera al hombre".

"Hay que tener cuidado, por ejemplo, de no dictar el paso a los demás. Se necesita más bien acompañar y esperar, recordando que el camino del otro no es el mismo que el mío, así también en la fe y en la misión·, les recordó.

También destacó que "hacer discípulos" no quiere decir "conquistar, ocupar, sino que es compartir con los otros el don de haber recibido, el encuentro de amor que os ha cambiado la vida"

En la actualidad, el Camino Neocatecumenal está presente en 134 países de los cinco continentes, con 21.300 comunidades en 6.270 parroquias, así como 1.668 familias en misión de las cuales 216 son "missio ad gentes". EFE