Madrid, 14 mar (EFE).- Más de 200 políticos, catedráticos, militares e historiadores han firmado un manifiesto en el que defienden que la Ley de Memoria Histórica y la reforma propuesta por el PSOE "atacan directamente" a la Constitución y supone imponer por la fuerza del Estado una "única versión de la historia".

El "Manifiesto por la historia y la libertad" ha sido presentado esta tarde en el marco del II ciclo sobre "El necesario fortalecimiento de España", que organizan las fundaciones Villacisneros y Valores y Sociedad.

Pretende ser una advertencia ante la reforma de la Ley de Memoria Histórica que ha presentado el PSOE, la cual, dicen los firmantes, "pretende criminalizar la historia y amenaza con penas de cárcel, inhabilitación para la docencia y multas cuantiosas a quienes discrepen de la 'verdad única'".

Quienes lo suscriben entienden que "la historia debe ser siempre un espacio libre para el debate de las ideas y la investigación, pero nunca para dogmatizar sobre la historia y sus hechos" y que "no se puede imponer por una ley un único relato de la historia, ya que ninguna ley debe o puede variar los hechos históricos".

En su opinión, expresada en el manifiesto, "legislar sobre la historia o contra la historia es, simplemente, un signo de totalitarismo. Y es antidemocrático y liberticida".

Defienden que la Ley de Memoria Histórica de 2007 es "un inadmisible y flagrante 'historicidio'", al que, con el proyecto del PSOE, se da una "vuelta de tuerca más".

La propuesta "ataca directamente los fundamentos de la Constitución como la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político" y supone una "ofensiva contra la libertad de los españoles, contra la democracia y contra la verdad histórica", señalan.

"Estamos ante una ley de tipo soviético que no debería ser propuesta por ningún partido ni individuo que respete la convivencia democrática en paz y en libertad, que solo sirve para reabrir viejas heridas que todos creíamos ya cicatrizadas y que, desde luego, nunca debería ser aprobada en una nación como España", afirma el manifiesto.

Entre los firmantes, destacan una treintena de historiadores y filósofos, entre ellos Fernando Savater, Stanley Payne, Elvira Roca, Jon Juaristi, Serafín Fanjul, Luis Togores, Pío Moa o Guillermo Cortazar y una quincena de militares de alto rango, la mayoría en la reserva.

Entre ellos, los generales Juan Chicharro, Manuel Barrios, Juan García Lizana, Juan Mateo y Agustín Rosety; los tenientes generales Agustín Muñoz Grandes, Emilio Pérez Alamán, Antonio de la Corte, César Muro o Eduardo Zamarripa y el almirante Rafael Sánchez Barriga.

Además, firman políticos como los exministros Alberto Ruiz-Gallardón, Carlos Bustelo, Rafael Arias-Salgado y Jaime Mayor Oreja, a los que se suman Joaquín Leguina, María San Gil, Alejo Vidal Quadras o los eurodiputados Enrique Calvet y Javier Nart.

Economistas, empresarios, escritores o periodistas como Bieito Rubido, Federico Jiménez Losantos, Fernando Sánchez Dragó, Hermann Tertsch, Gabriel Albiac o Ramón Pi, completan la lista de firmantes del manifiesto. EFE