Shanghái (China), 9 mar (EFECOM).- El índice de precios al consumo (IPC) de China subió en febrero un 2,9 % con respecto al mismo mes del año anterior, la cifra más alta de los últimos cinco años, según datos divulgados hoy por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE).

El dato de febrero se sitúa notablemente por encima del aumento interanual del 1,5 % registrado en enero y es la cifra más alta registrada desde noviembre de 2013.

La fuerte subida de los precios de los alimentos en febrero con respecto a enero, que fue del 4,4 % (frente a la caída del 0,5 % registrada en enero), por la festividad del Año Nuevo Lunar, tuvo mucho que ver con estos datos que son tomados por los analistas con cautela por las "distorsiones estacionales".

El coste de los productos no alimenticios aumentó el 2,5 % mientras que el coste de los bienes de consumo creció el 2,5 % y de los servicios el 3,6 %.

Según la analista Capital Economics, los factores estacionales influyeron considerablemente en estos datos y, por ejemplo, los precios de los vegetales y las frutas subieron bruscamente antes de las vacaciones.

Los factores estacionales también influyeron en el aumento de la inflación no alimentaria, con la subida en los precios del transporte y del turismo.

Capital Economics prevé que la inflación de los precios de los alimentos probablemente continuará subiendo en los próximos meses.

La agencia estadística china también anunció hoy que el índice de precios al productor (IPP), que mide la variación de precios al por mayor, creció un 3,7 % interanual en febrero, seis décimas por debajo de la subida interanual de enero. EFECOM