Madrid, 2 mar (EFE).- La Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas (Asfaspro) ha pedido hoy retribuciones "dignas y justas", similares a las del resto de cuerpos de seguridad del Estado, ya que "un guardia civil o policía raso cobrará al mes unos 500 euros más que un sargento del ejército o 1.200 más que un soldado".

El presidente de esta asociación, Miguel Peñarroya, ha reivindicado el aumento de los sueldos de los militares, y en especial para el colectivo de suboficiales, que se encuentran en "el furgón de cola" de las retribuciones de los empleados públicos.

"No podemos seguir callados" y con "la satisfacción del deber cumplido" como recompensa no se pagan hipotecas o facturas de la luz o el agua, ha afirmado el presidente de Asfaspro, asociación mayoritaria en el ámbito castrense, con 4.015 afiliados, que representa a los 28.000 suboficiales de las Fuerzas Armadas.

Ha explicado que tras las últimas informaciones sobre la equiparación de las retribuciones en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, un guardia civil o policía raso de media cobrará 500 euros más que un sargento o 1.200 euros más que un soldado.

En términos anuales existirán más de 4.500 euros de diferencia entre un teniente de las Fuerzas Armadas y un teniente de la Guardia Civil o inspector de Policía.

Otro ejemplo: más de 5.400 euros de diferencia entre un cabo primero del ejército y sus homólogos de guardia civil y policía.

"Si el Estado está orgulloso de sus Fuerzas Armadas y la sociedad también, una palmadita en la espalda no es suficiente", ha señalado Peñarroya, quien ha destacado que el militar es "el único servidor público a quien se exige por ley entregar la vida en cumplimiento de su deber".

Asimismo ha agradecido a la ministra de Defensa haber abierto un estudio sobre las retribuciones en las Fuerzas Armadas y ha pedido implantar un sistema "genérico y duradero en el tiempo" para "no volvernos a quedar descolgados".

Por otra parte Asfaspro ha pedido reformas en la ley de Derechos y Deberes de las Fuerzas Armadas que permitan un funcionamiento adecuado en el asociacionismo militar y la representación por elecciones y no por número de afiliados.

También ha reclamado cambios en los sistemas de promociones, que "no reconoce de manera adecuada la formación y experiencia profesional para ascender a una categoría militar superior".

Respecto al regreso del servicio militar obligatorio, Peñarroya ha reclamado reflexión y ha afirmado que "cualquier cambio tiene que ser muy meditado". EFE