Johannesburgo, 13 feb (EFE).- La oposición sudafricana reclamó hoy que la salida del presidente, Jacob Zuma, se resuelva en el Parlamento, mediante una moción de censura, y no como una cuestión interna del partido gobernante, el Congreso Nacional Africano (CNA), que este martes le solicitó formalmente su dimisión.

"El único modo de quitar a Jacob Zuma como presidente es a través de una moción de censura parlamentaria. Es el Parlamento el que elige y quita al presidente, no el CNA", recalcó Mmusi Maimane, líder de la Alianza Democrática (AD), el principal partido de la oposición.

La formación aprovechó para reiterar la petición lanzada ayer, durante una comparecencia conjunta de los principales líderes opositores del país, para que el Parlamento adelante a esta misma semana la moción de censura contra el presidente programada para el 22 de febrero.

Descontando un resultado favorable para ese trámite, solicitaron también la convocatoria de elecciones anticipadas.

"Cualquiera que quiera ser el próximo presidente de este país tiene que tener el mandato del pueblo y este solo puede ser establecido a través de unas elecciones anticipadas", subrayó hoy Maimane.

"El pueblo debe elegir al nuevo presidente sudafricano, no unos cuantos cuadros conectados dentro del CNA", agregó.

La oposición busca así recuperar la iniciativa en un proceso que el oficialismo ha llevado, hasta la fecha, por canales internos.

Este martes, el secretario general del partido, Ace Magashule, anunció en una comparecencia de prensa que la cúpula del CNA pidió formalmente a Zuma que renuncie a su cargo tras semanas de maniobras políticas y negociaciones a puerta cerrada.

La disciplina interna del CNA obliga a sus miembros a acatar las decisiones del bloque, incluidos los cargos electos.

Sin embargo, si pese a todo, el presidente se resiste a abandonar el poder, podría ser destituido mediante una moción de censura en el Parlamento (de mayoría oficialista).

En su intervención de hoy, Magashule descartó en principio esa vía ya que buscan una salida "amigable" para la crisis.

Además, recordó que la moción de censura ya programada no es una iniciativa de ellos sino de la oposición.

Magashule afirmó que esperan que Zuma acate el requerimiento del partido a la brevedad, aunque puntualizó que no han dado un plazo límite al mandatario.

El debate sobre la salida prematura del presidente, con mandato hasta 2019, viene detonada por su mala imagen y por los graves escándalos de corrupción que lo rodean. EFE