Sevilla, 13 feb (EFE).- El Gobierno andaluz ha rechazado hoy una quita de la deuda a las comunidades autónomas y ha alertado de que podría ser una excusa del Ejecutivo español para no hacer "los deberes", que ha resumido en mejorar los recursos de éstas porque la mayor parte están infrafinanciadas.

"Lo que tiene muy claro el Gobierno andaluz es que el Gobierno de la nación y el PP no pueden utilizar como excusa esa reestructuración de la deuda para no hacer los deberes donde corresponde, que es en la financiación de los recursos", ha dicho el portavoz del ejecutivo regional, Juan Carlos Blanco, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno.

Ha advertido de que si el debate se centra "en hablar de esa reestructuración -que no quita ni condonación-, nos vamos a desviar del centro principal de la reivindicación y la demanda, que es que las comunidades autónomas necesitan mejorar sus recursos porque la mayor parte de ellas están infrafinanciadas".

Así, ha abogado por centrarse en lo que "de verdad, interesa" que es, en su opinión, la financiación de los recursos, tras lo que ha recordado que Andalucía reclama 4.000 millones de euros más cada año, una reivindicación en la que trabaja el Parlamento autonómico para que "sea compartida por el mayor número de organizaciones políticas, sociales y económicas".

"Que el señor Montoro no se ponga a hablarnos de reestructuración, sino del dinero que le corresponde a los andaluces", ha insistido.

El Ejecutivo andaluz ha afeado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que le haya hecho el "vacío" a las comunidades autónomas al no convocarlas para abordar el modelo de financiación, y ha advertido: "La financiación de los servicios públicos no se puede decidir en un reservado de un comedor".

Blanco se ha referido de esta forma al almuerzo de trabajo celebrado ayer con todos los 'barones' del PP y la cúpula de este partido, y al que asistieron también la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

"Al Gobierno andaluz le resulta incomprensible que el presidente del Gobierno le haga ese vacío, ese feo, a las comunidades autónomas", ha señalado el portavoz, que ha pedido a Rajoy "rigor, seriedad y respeto".

El portavoz ha señalado, en este sentido, que la financiación no se puede decidir "en un reservado de un comedor de la calle Génova (sede del PP)", sino que se tiene que negociar donde corresponde, que es la Conferencia de Presidentes.

"Le pedimos rigor, seriedad y respeto, pero no para el Gobierno andaluz, sino para los ciudadanos", ha remachado tras mostrar su "estupor" por el hecho de que Rajoy "siga incumpliendo su compromiso" de abordar el nuevo modelo de financiación autonómica.

Así, ha subrayado que han pasado trece meses desde que el presidente del Gobierno "se comprometió a trabajar en ese modelo" y 44 días desde que "venció el plazo que se dio a si mismo" para presentar el nuevo sistema de financiación.

"Seguimos sin tener noticias, ni de Rajoy ni de Montoro", ha lamentado el portavoz, que ha apostillado: "No es novedad, por desgracia, que no tengamos noticias, pero además nos encontramos con que ambos habían citado en un reservado de la sede del PP a sus presidentes para hablar precisamente de financiación".

Al hilo de la situación financiera de las comunidades autónomas, ha recordado que Andalucía tiene que pagar por los intereses del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) casi 2.000 millones de euros, que podrían destinarse "a muchísimos servicios públicos".

"Que no intenten maquillar la realidad, lo digo para los que quieran pensar que el Gobierno hace un regalo a los andaluces; en todo caso, sería un regalo con un lazo diabólico", ha espetado.

Así, ha recalcado que se trata de un préstamo "con todas las de la ley y, por cierto, muy exigente, que obliga a los andaluces a hacer un desembolso extraordinario", ha zanjado. EFE