Fernando Gimeno

Lima, 9 feb (EFE).- El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, respaldó hoy al presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, y pidió al país dar ejemplo en gobernabilidad democrática y lucha anticorrupción, ejes centrales de la próxima Cumbre de las Américas, que se celebrará en Lima.

En una declaración conjunta, Almagro elogió al mandatario peruano, cuya figura está debilitada tras indultar al expresidente Alberto Fujimori y pesar sobre él dos peticiones de destitución en el Congreso que, de prosperar, le despojarían del cargo antes de la cumbre, que se celebrará el 13 y 14 de abril.

"El Perú tiene una oportunidad muy especial de demostrar estabilidad, fortaleza y fuerza a la hora de encarar la próxima Cumbre de las Américas", advirtió el titular de la OEA.

Almagro valoró la "firmeza y liderazgo" de Kuczynski para tomar decisiones importantes como el indulto a Fujimori, al que eximió en Navidad de cumplir de manera íntegra su condena por delitos de lesa humanidad.

Frente a las opiniones de que Kuczynski liberó a Fujimori a cambio de salvarse tras una anterior petición de destitución gracias a la abstención de un pequeño sector del fujimorismo, Almagro reveló que el gobernante quería indultarlo antes de esos acontecimientos.

"Fue el 2 de noviembre en Buenos Aires, en una cena en el Teatro Colón, cuando me refirió su iniciativa de otorgar el indulto a Fujimori, mucho antes de cualquier pedido de 'vacancia' (destitución) ", dijo Almagro.

En esa votación celebrada el 21 de diciembre, Kuczynski conservó su cargo gracias a la abstención de diez congresistas fujimoristas liderados por Kenji Fujimori, hijo menor del expresidente, quien le había pedido al mandatario indultar a su padre, lo que hizo solo tres días más tarde, coincidiendo con Nochebuena.

Almagro también valoró el papel de Kuczynski para "desmontar mecanismos que encarecían el precio de carreteras e infraestructuras", en referencia al caso Odebrecht, el mayor escándalo de corrupción en Latinoamérica, por cuyos supuestos vínculos, la oposición peruana quiere destituir al mandatario.

"Eso demuestra definitivamente firmeza, valentía y liderazgo. Pedro Pablo Kuczynski no tiene problemas en asumir riesgos para sanear el país y llevarlo hacia delante", resaltó.

La máxima autoridad de la OEA incidió en que la lucha contra la corrupción debe basarse en el más pleno respeto al Estado de derecho y no en trascendidos o chismes.

"Es Perú donde debemos encontrar en esta cumbre los fundamentos esenciales del Estado de derecho, la constitucionalidad y la certeza jurídica".

Por su parte, Kuczynski exhortó a los peruanos a sentirse comprometidos con ser "esmerados anfitriones" de los jefes de Estado de todo el hemisferio que concurrirán en esta reunión.

"Estoy seguro que el Perú volverá a mostrar una vez más su hospitalidad que siempre lo ha caracterizado", dijo Kuczynski, a pesar de que el Congreso aprobó esta semana una moción para solicitar al Gobierno peruano que declare persona no grata al mandatario venezolano, Nicolás Maduro. EFE

fgg/mmg