Washington, 9 feb (EFE).- La organización 'Public Citizen' denunció este viernes que el calentamiento global motivó el cierre de las instalaciones de entrenamiento de numerosos esquiadores del equipo de Estados Unidos que se preparan para los Juegos Olímpicos de invierno de PyeongChang 2018.

"Camp of Champions", una zona de preparación para esquiadores situada en Whistler (Columbia Británica, Canadá), fue el lugar de entrenamiento de estrellas estadounidenses como Shaun White, dos veces campeón olímpico en half pipe de snowboard, o Joss Christensen, medallista de oro de Slopestyle en Sochi 2014.

"Cada vez más los atletas de invierno tienen que luchar para encontrar lugares para entrenarse y sus competiciones son cada vez más peligrosas e injustas debido a las malas condiciones", señaló en declaraciones a Efe el director del programa de clima de Public Citizen, David Arkush.

La emblemática instalación tuvo que clausurar sus puertas tras 28 años de actividad por falta de nieve y las cálidas temperaturas registradas en esa región del suroeste de Canadá.

Arkush aseguró que "no es de extrañar" que los deportistas olímpicos estén comenzando a hablar y crear conciencia sobre el calentamiento global, que afecta de pleno a su profesión.

En este sentido, el especialista en esquí acrobático y participante en los Juegos de PyeonChang 2018, Mac Bohonnon, indicó en un comunicado que el cambio climático es "innegable" y "común" en varios lugares del mundo y se quejó del impacto en su vida profesional.

Según datos proporcionados por Public Citizen, en 2050 nueve ciudades que acogieron unos Juegos Olímpicos en el pasado no serán lo suficientemente frías para albergar unos de nuevo, incluyendo Sochi (Rusia), Vancouver (Canadá), Oslo, Chamonix (Francia) o Sarajevo, entre otras.

De hecho, en las dos últimas celebraciones de Juegos de invierno, en Vancouver 2010 y Sochi 2014, afrontaron problemas en las pistas por las altas temperaturas y la falta de nieve. EFE