Guatemala, 5 feb (EFE).- Un juez de Guatemala resolvió hoy enviar a prisión preventiva y procesar por los delitos de detención ilegal y robo al líder indígena q'eqchi' Bernardo Caal, quien lucha contra los proyectos de una hidroeléctrica del grupo español ACS en ese país centroamericano.

Julio González, del colectivo ecologista Madre Selva, dijo a Efe que esa resolución fue adoptada tras la audiencia celebrada este lunes en el municipio norteño de Cobán, donde fue detenido el activista el pasado 30 de enero.

Caal, quien ha denunciado públicamente supuestas ilegalidades en la concesión de licencias ambientales y de megaproyectos hidroeléctricos en el río Cahabón, en Alta Verapaz, se ha declarado un preso político y varios organismos nacionales e internacionales han pedido su puesta en libertad.

El auto de procesamiento por los delitos de "detenciones ilegales con circunstancias agravadas y robo agravado", al que tuvo acceso Efe, señala que la audiencia de etapa intermedia, donde el juez debe decidir si abre o no juicio, será el 19 de abril, tiempo que el líder indígena deberá permanecer en prisión preventiva.

Tras la resolución, Caal dijo que esta nueva causa contra él es una "criminalización" por haber "alzado la voz en nombre de miles de q'eqchis", pero pidió a las comunidades, que estaban fuera del juzgado esperándole, que no se asustaran y siguieran con las denuncias.

"La lucha del pueblo q'eqchi' no nació hoy", recordó.

Caal es uno de los líderes indígenas que ha pedido al Grupo Cobra, del español Florentino Pérez, suspender la construcción del complejo hidroeléctrico Renace en el río Cahabón por poner en peligro a 29.000 indígenas.

Desde que se conociera su detención, Alianza por la Solidaridad y Greenpeace España han lanzado una campaña de recogida de firmas que dirigirán a la embajada de Guatemala en España para pedir la libertad del líder indígena y que el Estado proteja a los defensores de los ataques y amenazas que sufren a diario.

Hace meses, el propio líder indígena declaró que tenía miedo de acabar como Berta Cáceres, en alusión a la líder hondureña asesinada en 2016 por oponerse a proyectos hidroeléctricos en su país.

También Bernardo Caal ha denunciado en numerosas ocasiones el proyecto Oxec y al complejo hidroeléctrico Renace.

Las obras de las dos hidroeléctricas, Renace y Oxec, han sido motivo de numerosas manifestaciones en la capital de Guatemala durante los últimos años.

Por esta detención, las comunidades se han declarado "en asamblea permanente" y están cerrando "escalonadamente" los accesos a Cahabón "por tiempo indefinido", según anunciaron.

Este mismo lunes, la Articulación por la Vida, Contra la Impunidad y la Corrupción de Guatemala emitió un pronunciamiento en el que condenó estos hechos.

Amnistía Internacional publicó en 2016 un informe en el que denunciaba que Guatemala, junto con Honduras, era uno de los países más peligrosos para los defensores de derechos humanos.

Solo en 2015 fueron asesinados 18 de ellos en su territorio. EFE