Lisboa, 30 ene (EFE).- El festival de cine portugués FESTin, centrado en la producción lusófona, contará en su próxima edición con una nueva sección de trabajos realizados en lenguas derivadas del latín como el español, el italiano y el francés.

Este apartado, denominado "Muestra Latín: la lengua en movimiento", será una de las principales novedades de la novena edición del evento, que se desarrollará entre el 27 de febrero y el 6 de marzo en Lisboa, donde hoy fue presentada su programación.

Algunos de los títulos destacados de este apartado son los documentales "Los mundos sutiles" (España), que pretende ser "una nueva forma de contar los mundos sutiles" del poeta español Antonio Machado, y "Kizomba sin frontera" (una coproducción de Angola, Portugal, España, Suiza y Holanda) sobre la evolución de esta danza.

Sin embargo, los largometrajes son los trabajos que más atención atraen, como la película italiana "Choque de civilización por un ascensor en la Plaza Vittorio", que narra de forma "muy divertida" los conflictos que genera la propuesta de construir un ascensor en una comunidad de vecinos multicultural.

También sobresale la cubana "José Martí: el ojo del canario", un nuevo acercamiento a la figura del héroe de la isla caribeña, o la francesa "París la blanca", en la que una mujer en busca de su marido sirve para abordar la emigración argelina a la ciudad de la luz.

No obstante, el mayor estreno será el de "El menor ejército del mundo", cinta que llega desde el Vaticano para mostrar las rutinas de la Guardia Suiza y que fue especialmente destacada por los organizadores del FESTin.

Fuera de estas cuestiones la producción lusófona continuará siendo el eje central de la programación, a la que aporta nueve largometrajes, nueve documentales y dieciséis cortometrajes; de entre el total de propuestas, siete trabajos que se verán en Lisboa han pasado ya por festivales como Sundance, Roterdam o la Berlinale.

Durante la presentación en la capital portuguesa, los organizadores destacaron que han conseguido incrementar la presencia de proyectos de países lusófonos en África, con respecto a la edición anterior, gracias a aportaciones de Angola, Cabo Verde, Mozambique y Guinea Bissau, y además se cuenta con la participación de Timor Oriental. EFE