Madrid, 15 ene (EFECOM).- Los accidentes laborales causaron 569 víctimas mortales entre enero y noviembre de 2017, siete fallecidos más que en el mismo periodo de 2016, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Al desglosar este dato, 451 de los accidentes mortales se produjeron durante la jornada de trabajo, lo que supone 11 fallecidos más que el mismo periodo de 2016 cuando murieron 440 personas.

En los accidentes "in itinere", aquellos que se producen en el trayecto hacia o desde el trabajo, perdieron la vida 118 trabajadores, 4 menos que en 2016.

Respecto a los accidentes mortales en el transcurso de la jornada laboral, la mayoría se dio en el sector servicios, con 228 fallecidos; seguido de la industria, con 89; la construcción, con 75, y el agrario, con 59 muertos.

Por sexo, perdieron la vida 430 hombres, 19 más que en 2016, frente a 21 mujeres, 8 menos.

En total, hasta noviembre se registraron 542.222 accidentes laborales con baja, un 5,4 % más que en 2016.

De ellos, 468.781 ocurrieron durante la jornada laboral, un 5,4 % más, mientras que 73.441 fueron en "in itinere", un 5,3 % más.

Asimismo, hasta noviembre se notificaron un total de 682.930 accidentes sin baja, lo que supone un aumento del 0,7 % con respecto el mismo periodo de 2016. EFECOM