Santiago de Compostela, 3 ene (EFE).- El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha ratificado hoy el compromiso del Ejecutivo con las infraestructuras de Galicia con motivo de la puesta en servicio de la ampliación de la circunvalación de Santiago de Compostela, en la AP-9.

Si Rajoy presidió en Galicia su último acto de 2017 al inaugurar la ampliación del puente de Rande sobre la ría de Vigo, también en la comunidad gallega ha presidido su primer acto del nuevo año, consistente en la apertura de esa ampliación de la AP-9 a su paso por Santiago.

Un acto en el que ha estado acompañado, entre otros, por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna; y la presidenta del Congreso, Ana Pastor.

En su intervención, el presidente del Gobierno ha contrastado los datos de la ampliación actual de esta circunvalación con los de la inauguración de la primera, en 1957, ya que dijo que entonces tenía una longitud de 3,7 kilómetros y costó 7 millones de pesetas que se sumaron a los 5 que hubo que pagar por expropiaciones.

La nueva circunvalación y la remodelación del enlace de Sigüeiro ha recordado que han supuesto una inversión de 84,8 millones de euros con una longitud de 8,5 kilómetros.

Ha explicado que la ampliación ha obligado a construir un carril más entre Santiago centro y Santiago sur, y dos adicionales entre Santiago norte y Santiago centro.

Su objetivo es solucionar el cuello de botella de un tramo que soporta una intensidad media de 42.000 vehículos al día, con picos en verano por encima de los 52.000.

Tras subrayar que la obra mejora también la seguridad de la circulación, Rajoy ha ofrecido otros detalles de la misma, como la construcción de un ramal de conexión directa de la AP-9 con la autovía Santiago-Lugo que mejora las comunicaciones con el aeropuerto de Santiago.

De forma especial ha destacado la ampliación del viaducto de Angrois, que ha dicho que pasa a tener cinco carriles por sentido.

Rajoy ha aprovechado su intervención para reiterar su compromiso y el de su Gobierno con las infraestructuras gallegas y detallar otras infraestructuras en marcha en Santiago de Compostela y Galicia a las que ya se refirió el pasado sábado en el acto de inauguración de la ampliación del puente de Rande sobre la ría de Vigo.

Entre ellas, el AVE a Galicia, que ha dicho que es "la gran prioridad de las comunicaciones en esta comunidad".

Al respecto, ha resaltado que ya se han ejecutado actuaciones por importe de 3.268 millones de euros sobre un presupuesto de 4.395, lo que supone el 74,4 por ciento del total.

"Nuestro compromiso es finalizar las obras en 2019. Les aseguro -ha añadido- que estamos trabajando en todos los tramos a pleno rendimiento a pesar de que no es fácil técnicamente, y seguimos trabajando en la declaración del impacto ambiental del AVE a Vigo por Cerdedo y en los proyectos de conexión ferroviaria Lugo-Madrid a través de Ourense en los tiempos de viaje más competitivos". EFE

BB-maf/jlg