Valladolid, 9 dic (EFE).- El VII Congreso Confederal de Ecologistas en Acción ha dudado hoy de la viabilidad de las tecnologías planteadas por la denominada 'geoingeniería' para frenar el calentamiento global, hasta el punto de considerar esta dinámica como una "amenaza" para el medio ambiente.

Dentro de las "Líneas de Trabajo 2018-2020" que esta organización ha trazado hoy en Valladolid figura la preparación de estrategias para conocer y controlar estas dinámicas desarrolladas para frenar el cambio climático mediante la manipulación intencionada del clima a escala planetaria, algo así como 'tocar el termostato' de la Tierra de forma artificial.

"La viabilidad de estas tecnologías es dudosa y sus potenciales impactos graves y diversos", ha concluido Ecologistas en su documento, en el que ha considerado esta tendencia como una "amenaza que está pasando desapercibida" pero que "gana presencia política como una de las soluciones a la grave crisis climática".

Para esta organización el cambio climático "es sin duda el mayor reto" que tiene que afrontar la sociedad mundial y que se evidencia en los "últimos fenómenos meteorológicos extremos, la rotura de registros máximos de las temperatura o la acidificación de los océanos".

Ecologistas ha asumido que la lucha contra el cambio climático que plantean las organizaciones ambientalistas debe ser "transversal" y debe incluir tanto iniciativas de incidencia legislativa como "trabajo de calle".

La desigualdad, tanto a nivel local como global, es otro de los factores que esta organización se ha propuesto combatir en los próximos años de actividad, dentro de su planteamiento de ecologismo social como medio para transformar la sociedad y sus sistemas de organización.

Para conseguir estos objetivos, Ecologistas ha apostado por tratar de implicar en sus iniciativas a "amplios sectores de la población", para lo que necesitarán de una "pluralidad de realidades que trasciende a la que es habitual" en esta organización, según consta en el documento consultado por Efe.EFE