Brasilia, 7 dic (EFE).- El presidente brasileño, Michel Temer, asistirá a la reunión de la OMC en Argentina confiado en que, en el marco de esa cita, se anunciará la conclusión de las negociaciones para un acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea (UE).

"La expectativa es que durante la reunión ministerial de la OMC se haga el anuncio político de la conclusión de las negociaciones, aun cuando puedan quedar pendientes algunos asuntos técnicos", dijo hoy en rueda de prensa el subsecretario de Asuntos Económicos de la Cancillería brasileña, Carlos Márcio Cozendey.

La Organización Mundial de Comercio (OMC) inaugurará la reunión ministerial que celebra cada dos años el próximo domingo en Buenos Aires, donde ese mismo día se reunirán los presidentes de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, países fundadores del Mercosur.

Las negociaciones que ese bloque y la UE comenzaron hace casi dos décadas han entrado en una fase decisiva, después de que los delegados de ambas partes intercambiaron el pasado miércoles en Bruselas unas nuevas ofertas "mejoradas", que son analizadas por equipos técnicos.

Según Cozendey, ese análisis continuará a nivel ministerial en Buenos Aires al margen de la cita de la OMC, que será inaugurada el domingo y concluirá el miércoles.

El diplomático brasileño consideró que, si realmente se llega a hacer el "anuncio político" sobre el fin de las negociaciones entre el Mercosur y la UE, el acuerdo comercial entre ambos bloques sería firmado "durante el primer semestre del año próximo".

Cozendey reconoció, sin embargo, que aún restan por ser limadas algunas asperezas, y en especial las referidas al acceso de carnes y biocombustibles del Mercosur al mercado europeo.

La oferta inicial presentada por la UE no llegó a satisfacer las exigencias del bloque suramericano y no fue alterada en las nuevas propuestas "mejoradas" que fueron presentadas esta semana.

Sin embargo, fuentes próximas a las negociaciones dijeron a Efe que los capítulos de carnes y biocombustibles pudieran ser objeto de una discusión entre ministros de ambas partes, a fin de alcanzar una "solución política a lo que no pudo ser consensuado" por los equipos técnicos. EFE