Madrid, 7 dic (EFE).- Los tres expresidentes del Gobierno, Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, el cantautor catalán José Manuel Serrat y el periodista Íñaki Gabilondo son algunos de los nombres de los comparecientes que el PSOE ha pedido citar en la comisión que estudiará el modelo territorial.

Los socialistas han presentado hoy su plan de trabajo para la comisión que abordará en el Congreso la modernización del modelo autonómico y plantean que ese foro se constituya en "un espacio útil e inmediato" de diálogo entre las fuerzas políticas que dé salida a la actual crisis catalana.

El grupo socialista, además, insiste en que las conclusiones de esta comisión deben servir de base para una reforma constitucional, que debería comenzar a abordarse cuando concluyan los trabajos de la citada comisión.

De momento, el plan de trabajo del PSOE contempla que la fase de comparecencias culmine en un plazo de seis meses, y que se habilite el mes de enero para poder cumplir el calendario con una media de entre cuatro y seis comparecencias semanales.

En concreto, los socialistas piden un grupo de comparecencias que llama "de carácter horizontal", acordadas entre las distintas formaciones políticas y que incluye a los tres padres vivos de la Constitución, miembros del actual Gobierno y de gobiernos anteriores, entre ellos los tres expresidentes del Ejecutivo.

Asimismo, pide citar a presidentes autonómicos, representantes de la FEMP, los sindicatos y patronales, así como de las Academias de las Lenguas y del Instituto Cervantes.

Piden también la comparecencia, entre otros, del constitucionalista Javier García Roca, la filósofa Adela Cortina, el historiador Santo Juliá, la socióloga Belén Barreiro, el politólogo Pablo Simón, el economista Antón Costas y representantes de organizaciones sociales como Intermón-Oxfam.

Además, incluyen en su listado de comparecientes al cantautor Joan Manuel Serrat, al periodista Iñaki Gabilondo y a los directores de los principales periódicos y diarios digitales.

En la lista que solicita el grupo socialista también se recoge la comparecencia de los embajadores de España en Alemania, Austria, Estados Unidos y Canadá.

Asimismo, el PSOE fija unas pautas para las actuaciones de la comisión: evaluación global del Estado autonómico, incluido un examen específico de la situación en Cataluña, examen de la perspectiva de las comunidades, ciudades autónomas y entidades locales, y de la perspectiva de las organizaciones empresariales y sindicales.

Tras la fase de comparecencias, el grupo socialista indica que debe nombrarse una ponencia para elaborar el dictamen de la comisión, que posteriormente tendrá que ser aprobado por el pleno del Congreso.

Ya con el visto bueno del pleno, "el dictamen se remitirá a la Comisión Constitucional para que sus conclusiones formen parte de, y sirvan de base para, la anunciada reforma constitucional", indica el PSOE en la nota que explica su plan de trabajo.

Otro aspecto al que quieren dar prioridad en la comisión territorial es la búsqueda de una solución para la situación política que atraviesa Cataluña.

En su opinión, la actual crisis "exige que la comisión se constituya en un espacio útil e inmediato para desarrollar un diálogo entre las fuerzas políticas dirigido a ofrecer un marco de convivencia para Cataluña dentro de la Constitución y la Ley".

"Esta comisión abre un espacio formal de diálogo imprescindible para acometer y dar salida a la situación actual", subrayan.

Según el plan de trabajo que han elaborado los socialistas, la comisión deberá abordar también las necesidades actuales del modelo de organización territorial en España y proponer mejoras "desde el máximo consenso posible" tras hacer un "balance de la experiencia autonómica".

Según el PSOE, "hay respuestas que pueden ofrecerse dentro del actual marco legal, otras que requerirán la modificación de distintas leyes del Estado y otras que deberían alcanzarse mediante una determinada reforma constitucional". EFE