Barcelona, 16 nov (EFE).- La longitud de los telómeros -extremos de los cromosomas- del esperma no condiciona la fertilidad masculina, ni indica la calidad de los espermatozoides, según ha concluido una investigación de la clínica Eugin.

Los telómeros, que son estructuras situadas en los extremos de los cromosomas, son objeto de múltiples estudios que evalúan su importancia en procesos celulares como el envejecimiento, el cáncer o la fertilidad.

En el caso de la fertilidad, la longitud de los telómeros de las células espermáticas ha sido propuesto como un posible biomarcador de la calidad del semen, ya que sus variaciones se asocian a parámetros alterados del esperma, a un incremento de la fragmentación del ADN, a una pobre calidad del embrión y, a la postre, a unas tasas de embarazo más bajas.

Sin embargo, un estudio elaborado en el laboratorio de la clínica Eugin, especializada en reproducción asistida, ha servido para poner en duda esta hipótesis.

Los investigadores de Eugin han llevado a cabo el estudio más amplio realizado hasta ahora, que ha analizado alrededor de 700 tratamientos, para concluir que la longitud de los telómeros del esperma en la formación del embrión no tiene un efecto estadísticamente significativo sobre la calidad del embrión o sobre las tasas de embarazo clínico, evolutivo y de niño nacido.

Según ha explicado el investigador Marc Torra-Massana, la relevancia del estudio es que, a diferencia de otros anteriores, han separado "el factor de la longitud de los telómeros de otras variables que condicionan los resultados de la técnica de reproducción asistida en una pareja, relacionadas con las características de la mujer".

"Eso ha sido posible porque en lugar de analizar ciclos en los que intervienen gametos de los dos miembros de la pareja, el gameto masculino procedía de un donante de semen", ha detallado Montserrat Barragán, coautora del estudio y responsable del laboratorio de investigación básica que Eugin tiene en el Parque Científico de la Universidad de Barcelona (PCB).

Barragán ha reconocido que habría que seguir ampliando el estudio con muestras con diferentes diagnósticos, ya que en este estudio sólo se han utilizado muestras de hombres normozooespérmicos, con una calidad de semen óptima.

Los resultados del estudio se presentarán en el IX Congreso Asebir (Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción), que se celebra en Madrid hasta mañana. EFE