Bamako, 31 oct (EFE).- Cinco soldados malienses murieron hoy al pisar su vehículo una mina en una carretera del centro del país, según pudo saber Efe de fuentes policiales.

Los efectivos habían acudido al lugar precisamente como refuerzo tras el fallido ataque contra el presidente del Tribunal Supremo (máxima instancia judicial) de Mali, Abdrahamane Niang, quien resultó herido en una emboscada al parecer yihadista en la región de Mopti.

Tras auxiliar al magistrado, los soldados se dirigían de vuelta a su cuartel en Sevaré cuando su vehículo pisó la mina, un tipo de atentado muy usado por los grupos yihadistas.

La emboscada a Niang, cuya vida no corre peligro, fue tendida al parecer por combatientes del yihadista Amadou Koufa, que dirige el Frente de Liberación de Macina, y se produjo entre las localidades de Diafarabé y Dia.

La situación de inseguridad e inestabilidad política que sacude la extensa zona desértica del norte de Mali, llamada Azawad, se ha expandido hasta el centro del país en Mopti y Segou, que se convirtieron en escenarios de ataques yihadistas y secuestros de civiles a cambio de rescates, además de conflictos étnicos. EFE