Roma, 3 oct (EFE).- Reforzar la cohesión social ayudaría a enfrentar el aumento del hambre en distintas partes de América Latina, señaló hoy en Roma la titular de la Secretaría General Iberoamericana (Segib), Rebeca Grynspan.

La responsable declaró a Efe, tras reunirse con el director general de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, que la cohesión social, incluida la de poblaciones indígenas, afrodescendientes y mujeres, es un "elemento fundamental de lucha contra el hambre".

Propuso a la FAO trabajar de forma conjunta en ese campo para "responder a los retrocesos vistos en muchos lugares en Latinoamérica" y, en ese sentido, citó experiencias de cooperación como los "bancos de leche" exportados de Brasil al resto de la región para evitar la desnutrición de los recién nacidos.

Después de descender durante años, la prevalencia del hambre subió en América Latina y el Caribe del 6,3 % de la población en 2014 al 6,6 % en 2016, lo que suma 42,5 millones de personas, debido sobre todo a la ralentización de la economía, según los últimos datos de la ONU.

Grynspan avanzó que la FAO, que es un organismo observador consultivo de la Conferencia Iberoamericana, tendrá un espacio en el foro parlamentario que se celebrará antes de la próxima cumbre de jefes de Estado y de Gobierno prevista para 2018 en Guatemala.

La secretaria general iberoamericana mostró su interés en llevar al conocimiento de los parlamentarios las ideas y las propuestas de esa agencia en la lucha contra el hambre, cuantificar y visibilizar la cooperación Sur-Sur en agricultura y nutrición al igual que se ha hecho con la nutrición a nivel regional y emplear la gastronomía a favor de una alimentación sana.

Tras asistir ayer en un foro de diálogo organizado entre España e Italia en Roma, Grynspan llamó a esos dos países, junto con Portugal, a desempeñar un "papel fundamental en la Unión Europea (UE) para avanzar en la agenda con Latinoamérica" y lograr una relación "más estratégica" en un momento en el que se observan "algunas tendencias proteccionistas en el Norte".

La titular de la Segib, organismo de apoyo a los 22 países que integran la comunidad iberoamericana, también destacó la necesidad de que América Latina y la UE "levanten" valores como el multilateralismo, la paz, la cooperación y el diálogo, al tiempo que instó a las empresas a actuar "de forma armónica con el ambiente y con responsabilidad social". EFE