Madrid, 27 sep (EFECOM).- Las empresas del principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35, provisionaron en 2016 más de 11.600 millones de euros para sus procesos legales y riesgos judiciales, la mayoría fiscales, arbitrajes internacionales y litigios medioambientales.

Así consta en el informe "Análisis de la provisión para litigios en empresas del IBEX 35", de la consultora Llorente y Cuenca, que sitúa al Banco Santander al frente con cerca de 3.000 millones de euros, el 25 % del total, seguido de Repsol, con 1.500 millones, y CaixaBank, con 1.400 millones.

Según los datos elaborados por la firma a partir de las memorias y cuentas anuales de estas sociedades, el sector bancario fue el que más recursos económicos destinó, 6.000 millones, en parte por el "boom" de demandas en materia hipotecaria, como las cláusulas suelo.

Pero también por litigios en el extranjero, como sucede con el Santander, especialmente por "cuestiones fiscales en Brasil y Estados Unidos, reclamaciones de consumidores en Reino Unido o demandas mercantiles con otras compañías por diversos temas".

Destacable, en cambio, el retroceso experimentado por Bankia, que pasó de situarse en 2015 en el segundo puesto, con 1.900 millones, al octavo en 2016 (420 millones).

Un descenso que la consultora atribuye a los 1.780 millones que la entidad provisionó en 2015 para hacer frente a las reclamaciones por la salida a bolsa de la entidad.

Tras éste, el sector energético y del petróleo, con 6.000 millones de euros, se posiciona en la segunda posición, con Repsol, Endesa e Iberdrola dentro de las diez primeras empresas; y el tercer lugar es para el sector de la industria y la construcción, con ACS, Grupo Ferrovial y ArcelorMittal.

En el caso de Repsol, el informe identifica los asuntos fiscales como principal riesgo, un frente al que añade los litigios medioambientales característicos de esta actividad.

Endesa, que provisionó 732 millones para estas causas, fue la cotizada con más incidentes registrados después de indemnizar con un millón de euros a la Generalitat de Cataluña y con tres millones más a los ayuntamientos y particulares perjudicados por el incendio de Cabanabona (Lérida) en 2009, por la caída de un palo de una línea eléctrica.

Aunque menos frecuentes, el informe menciona las provisiones dedicadas a asuntos que se encuentran en procedimientos alternativos de resolución de conflictos.

Así sucede con Gas Natural, que dedicó 345 millones el pasado año a los arbitrajes con Qatar Liquified Gas Company por los precios para los suministros de gas que recibe esta compañía, y contra el Gobierno de Egipto y el suministrador por el cese del suministro y el canon del uso de la planta.

Procedimientos que, agrega el documento, se extienden a Iberdrola a instancias de la empresa compradora de 30 parques eólicos pertenecientes a la multinacional española y que reclama el incumplimiento de las declaraciones y garantías previstas en el contrato sobre los niveles máximos de ruido permitidos.

A diferencia de las anteriores, los expertos de Llorente y Cuenca colocan a Viscofan, con una partida de 398.000 euros, y Acerinox, con 387.000 euros para litigios, como las cotizadas con menores provisiones.

El informe sólo detalla las asignaciones de 32 de las 35 compañías que componen el indicador, ya que Técnicas Reunidas, Abertis y Mapfre, "no han podido ser tenidas en cuenta por no ofrecer ni la cifra, ni ninguna otra información (...) bien porque no existan litigios, o porque no consideran que tengan el riesgo suficiente". EFECOM