La Paz, 12 ago (EFE).- Un día antes de que se promulgue en Bolivia una ley que permitirá construir una carretera en el parque nacional Tipnis, la ONU pidió hoy más esfuerzos para identificar escenarios de protección y desarrollo integral y sustentable en esa reserva natural.

El presidente del país, Evo Morales, firmará mañana domingo la ley que suspende la condición de "intangibilidad" del parque Tipnis, motivado por el proyecto de una carretera que atravesará la reserva para unir las regiones de Cochabamba (centro) y Beni (noreste).

El Tipnis es una reserva natural de 1,2 millones de hectáreas en el centro de Bolivia, donde viven 14.000 indígenas de las etnias trinitaria-moxeña, yuracaré y chimán, en 69 comunidades dispersas.

Al plan para la construcción de la carretera se oponen ahora grupos indígenas y ecologistas, como ya pasó en 2011 y 2012.

Entonces se produjeron dos marchas de nativos desde la Amazonía a La Paz para defender el Tipnis y una contramarcha para apoyar al Gobierno en su proyecto sobre la carretera.

El Sistema de Naciones Unidas en Bolivia hizo su llamamiento en un comunicado en el que considera que el proceso de identificación que propone debe hacerse "favoreciendo la promoción y protección de los derechos de los pueblos indígenas, haciendo efectivos sus derechos colectivos y libertades fundamentales".

En su pronunciamiento, la ONU "reconoce la validez de revisar el estado de intangibilidad del Tipnis", toda vez que ese concepto no está contemplado en la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas ni en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Agrega que la nueva ley "será de adecuada implementación" al recordar que la Constitución boliviana dispone que las "áreas protegidas constituyen un bien común y forman parte del patrimonio natural y cultural del país; cumplen funciones ambientales, culturales, sociales y económicas para el desarrollo sustentable".

Señala, además, que esa norma "representa igualmente una oportunidad para institucionalizar los procesos de consulta previa, libre e informada" entre los pueblos indígenas.

La ONU entiende que la ley que suspenderá la intangibilidad de Tipnis ofrece la posibilidad de que se cumpla la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, en el sentido de que las etnias tienen derecho a determinar y a elaborar prioridades para el ejercicio de su derecho al desarrollo.

"En particular, los pueblos indígenas tienen derecho a participar activamente en la elaboración y determinación de los programas de salud, vivienda y demás programas económicos y sociales que les conciernan y, en lo posible, a administrar esos programas mediante sus propias instituciones", precisa el Sistema Naciones Unidas. EFE