Ceuta, 12 ago (EFE).- Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado han destacado que el cambio constante de táctica por parte de los inmigrantes subsaharianos dificulta las labores de contención cuando se produce un asalto masivo al vallado fronterizo.

Según han explicado a Efe fuentes policiales, en cada asalto se puede observar cómo los grupos de subsaharianos intentan cambiar los lugares por donde intentar el asalto aunque no de modus operandi ya que éste siempre es el mismo, a la carrera armados con objetos punzantes y cortantes para cortar la valla.

Esta situación provoca que la Guardia Civil y la Policía Nacional tengan menos tiempo para reaccionar y poder efectuar las labores de contención, en el supuesto de que los inmigrantes consigan alcanzar la doble valla fronteriza, de seis metros de altura.

Los asaltos masivos se habían venido realizando por la zona del perímetro fronterizo cercano a la Finca Berrocal, aprovechando que en ese lugar existen puntos ciegos donde no pueden ser detectados hasta que ya están prácticamente metidos en la valla fronteriza.

Sin embargo, desde principios de este mes se ha observado que ya han intentado varios asaltos por zonas diferentes, como el pasado día 7 y en la noche de ayer, cuando lo hicieron a la carrera por el propio paso fronterizo del Tarajal, unos doscientos metros más arriba o incluso más abajo de donde se encuentra la Finca Berrocal, o incluso por la frontera norte de Benzú.

Estos cambios de lugares por donde intentar los asaltos no han tenido todo el éxito buscado, sobre todo por la actuación de la Gendarmería marroquí, que ha logrado dispersar a los inmigrantes en los últimos días. EFE