Rabat, 24 jun (EFE).- El Gobierno de Marruecos llamó hoy "inmediatamente" a consultas a su embajador en Holanda, tras protestar por el supuesto apoyo de un "famoso narcotraficante" marroquí residente en ese país a las movilizaciones del Rif.

Según un comunicado del Ministerio de Exteriores, el presidente de Gobierno marroquí y el titular de Exteriores estuvieron en contacto los pasados días con sus homólogos holandeses para protestar por "la actuación del narcotraficante".

"Estos contactos trataron de las actuación de un conocido traficante de origen marroquí que reside en Holanda y que es objeto de dos mandatos de arresto internacional emitidos por la Justicia marroquí por organización criminal en 2010 y tráfico internacional de estupefacientes en 2015", reza la nota.

Aunque en el comunicado no se cita expresamente el nombre del supuesto narcotraficante, se refiere a Said Chau, un exparlamentario marroco-holandés buscado por Rabat y que reside actualmente en el país europeo.

De acuerdo con la nota, las autoridades marroquíes comunicaron los pasados meses a sus homólogas holandesas informaciones "precisas" sobre la implicación de esta persona en "la financiación y el apoyo logístico de algunas partes en el norte de Marruecos".

"Marruecos, que (...) siempre ha cooperado de forma leal en el marco de la lucha contra el narcotráfico, no va a tolerar que un notorio traficante cuyos recursos consiguió agotar pueda obrar para recrear una situación favorable a sus actividades delictivas", aseveró.

Las autoridades marroquíes pidieron a las holandesas la adopción de medidas "concretas y urgentes" contra esta persona, que calificó de "mercenario de la agitación".

Said Chau, originario de la ciudad rifeña de Alhucemas, fue diputado en Marruecos en 2007 hasta 2010, cuando se le despojó de su calidad de parlamentario después de que las autoridades marroquíes sospecharan de su implicación en una red de tráfico internacional de drogas.

Chau escapó a Holanda, donde reside actualmente y donde creó el "Movimiento 18 de septiembre" que llama a la independencia y la reclamación de una república en el Rif.

El exdiputado apareció ayer en un vídeo en la red social Facebook en el que negó tener contactos con los activistas del movimiento de protestas del Rif y animó a la gente a seguir con las protestas.

Las protestas del Rif reclaman para esa región una serie de inversiones sociales del Estado -carreteras, universidad, hospitales y empleos- y no han derivado en consignas separatistas. EFE