Santa Cruz de Tenerife, 6 jun (EFE).- La Conferencia de Decanos de Matemáticas y el Comité Español de Matemáticas han firmado la "Declaración de La Laguna" en defensa de la disciplina, en la que reclaman inversión, formación y políticas de apoyo para revertir en un mayor desarrollo cultural, social y económico de España.

La comunidad matemática reivindica su valor estratégico para la ciencia, la investigación, el conocimiento y la economía y por ello propone adoptar una serie de medidas imprescindibles que permitirán a España ocupar el puesto que le corresponde a nivel mundial en este campo, añade el citado órgano educativo en un comunicado.

La Conferencia de Decanos de Matemáticas (CDM) y el Comité Español de Matemáticas (CEMat) ensalzan la necesidad de las matemáticas para afrontar los retos actuales en Ciencia, Tecnología e Innovación, su valor en otros ámbitos de conocimiento y productivos, la importancia que esta formación adquiere en las profesiones del futuro y el lugar que la investigación matemática española ocupa en el contexto internacional.

Como elemento considerado crucial, entre otros, para la recuperación económica, el emprendimiento, la internacionalización, el intercambio de conocimiento, la innovación y la competitividad, la declaración acuerda impulsar acciones en materia de formación, apoyo a la carrera profesional, investigación y coordinación en aras de garantizar el futuro de esta disciplina esencial.

Así, en el campo de la formación se plantea el objetivo de cuidar la educación matemática en todos los niveles del sistema educativo, conseguir una sólida formación matemática del profesorado no universitario y desarrollar el talento matemático de los jóvenes en la fase no universitaria.

A su vez, proponen incentivar la formación de doctores en matemáticas con competencias tanto para la investigación y la docencia como para trabajar en empresas e instituciones.

En cuanto al apoyo y promoción de la carrera profesional, se apela a la puesta en marcha de nuevos modelos de contratación que permitan retener y atraer talento matemático internacional, y que se sumarán a los excelentes investigadores y profesionales de las matemáticas con los que cuenta el sistema público español de enseñanza.

Además, defienden la estabilidad de las políticas de recursos humanos, de manera que se pueda desarrollar una investigación matemática de calidad científicamente competitiva y se garantice un adecuado relevo generacional de profesores e investigadores en la universidad.

Por otro lado, los matemáticos recuerdan el peso de los resultados de la investigación y la transferencia de tecnología matemática en España a nivel mundial, con un retorno y un impacto socioeconómico mucho más elevados que la inversión que se realiza en investigación.

Por ello, demandan una mejora de la inversión que realizan las administraciones públicas nacionales y autonómicas en cuestiones especialmente relevantes como las de personal. EFE